MSI

Fortnite estrena un «Modo Rendimiento» para aumentar notablemente los FPS’s en equipos de gama baja

Desde hoy, los jugadores de Fortnite con equipos de sobremesa y portátiles con baja potencia están de enhorabuena, y es que se ha estrenado la versión Alpha de un nuevo "Modo Rendimiento" que, como su propio nombre indica, al ser escogido se mejorará "significativamente" el rendimiento del juego a cambio de una nueva calidad visual que genera muy poca carga a la CPU y GPU.

videojuegos Estados Unidos

El modo de rendimiento estará a disposición de la mayoría de usuarios y solo será compatible con los modos Battle Royale y Creativo. Los usuarios que tengan un hardware antiguo recibirán un aviso para probar este modo como la manera recomendada de disfrutar del juego. El modo de rendimiento puede activarse o desactivarse en cualquier momento en el menú de ajustes dentro del juego y reiniciando el juego.

AHORRO DE ESPACIO EN EL DISCO DURO

Cuando lancemos el modo de rendimiento, los jugadores también podrán deshabilitar las texturas de alta resolución a través de la página de opciones de instalación de la plataforma de Epic Games.

Seguid estos pasos para deshabilitar las texturas de alta resolución:

1. Abrid la plataforma de Epic Games.

2. Haced clic en Biblioteca.

3. Buscad Fortnite y haced clic en los tres puntos que aparecen al lado.

4. Haced clic en Opciones.

5. Marcad la casilla a la derecha de usar texturas de alta calidad.

Esto borrará unos 14 GB de contenido de alta resolución y hará que el tamaño final del juego solo sea de 17 GB  una vez eliminados todos los componentes opcionales. Para los jugadores con ajustes de menor adaptabilidad o que jueguen a resoluciones más bajas, este cambio puede ahorrar bastante espacio de disco sin perder mucha calidad.

HARDWARE RECOMENDADO

Aunque el modo de rendimiento ofrecerá mejoras a todos los usuarios que lo activen, hay ciertos requisitos de hardware que pueden ofrecer una experiencia más fluida. Para usuarios con equipos antiguos, contar con un SSD o con un mínimo de 6 GB de RAM permitirá que el juego se ajuste mejor a la memoria y reducirá los tirones y cortes. No es necesario tener una GPU dedicada, pero esto ayudará a equilibrar la carga del sistema y ofrecerá una experiencia mucho más fluida.

QUÉ SE PUEDE ESPERAR

El modo de rendimiento es posible al reducir la calidad visual dentro del juego para aumentar los fotogramas por segundo, y es una forma genial para que los usuarios den el salto y disfruten del juego, siempre que cumplan con los requisitos del sistema de Fortnite. Además de la opción de desinstalar las texturas de alta resolución, los jugadores ahora pueden entrar más rápido que nunca y seguir disfrutando del juego como es debido.

A continuación encontraréis un par de ejemplos de los valores de FPS típicos de una partida de escuadrones estándar en portátiles que utilizan el modo actual de baja adaptabilidad, en comparación con la misma partida en el modo de rendimiento, usando 720p en ambos casos.

Ejemplo de hardware 1: Ejemplo de hardware 2:
CPU: Intel i5-8265U @ 1,60 GHz APU: AMD A10-5745M @ 2,10 GHz
Memoria: 8 GB de RAM Memoria: 6 GB de RAM
GPU: Intel UHD Graphics 620 GPU: AMD Radeon HD 8610G
FPS antes: 24 FPS FPS antes: 18 FPS
FPS después: 61 FPS FPS después: 45 FPS

Artículos relacionados