Un Intel Rocket Lake-S aparece por Geekbench R20 superando al Ryzen 9 5950X en rendimiento mononúcleo

Los rumores ya avisaban, y un Intel Rocket Lake-S se ha paseado por el software de benchmarking de Cinebech R20. Según se indica, este procesador llegaba con una frecuencia Turbo de 5.50 GHz, lo que le habría permitido alcanzar una puntuación de 655 puntos en el benchmark más conocido para medir el rendimiento de una CPU. Como referencia, el AMD Ryzen 9 5950X de 16 núcleos tiene el récord de rendimiento en dicho benchmark con una puntuación de 649 puntos.

Obviamente, no hay que aumentar mucho el hype, quien sabe si estos 5.50 GHz se alcanzaban con una líquida o disipador CPU por aire tope de gama, o incluso una de las nuevas células peltier que vimos el otro día, pero deja patente que Intel vendrá a llevarse la corona en el mercado gaming, ya que fuera de ahí, debido a que no puede competir en número de núcleos, será imposible que siga los pasos de su rival.

Arquitectura Cypress Cove Intel Rocket Lake S 1 740x417 0

Los Intel Rocket Lake-S emplean sus nuevos núcleos Cypress Cove, una adaptación @ 14nm+++ de la microarquitectura Sunny Cove que da vida a los procesadores Intel Ice Lake a un proceso de fabricación de 10nm, y no de los 10nm mejorados (SuperFin) con microarquitectura Willow Cove que da vida a las CPUs Tiger Lake. Debido al tamaño, la compañía se verá obligada a limitar sus procesadores a un máximo de 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento.

Según la compañía, las principales ventajas son una mejora en el IPC (que solo sabemos que es de doble dígito respecto a un Intel Core i9-10900K), la mejora de los gráficos integrados al implementar los Intel Xe-LP, la interfaz PCI-Express 4.0 con hasta 20 líneas, controladora para memoria DDR4 @ 3200 MHz, y la adición de los puertos USB 3.2 Gen 2x2 @ 20 Gbps. Estas CPUs saldrán a la venta en marzo de 2021.

Arquitectura Cypress Cove Intel Rocket Lake S 3 740x416 1

¿Por qué importa la frecuencia y el IPC?: Los juegos y la mayoría de las aplicaciones siguen dependiendo de núcleos de alta frecuencia para impulsar altas velocidades de frames y una menor latencia. Además, el número de IPC mejora el rendimiento que la frecuencia ofrece al ejecutar más instrucciones. De este modo, Intel sigue superando los límites del rendimiento con las ganancias de IPC y las frecuencias necesarias para gaming, creación de contenidos y la multitarea.

Artículos relacionados