Review: Motorola Sonic Maxx 810

Motorola Logo

Llega el fin de semana y, si no estuviéramos en tiempos de Covid, que mejor que amenizarlo con una fiestecita en casa. Para ello, un altavoz portátil como el Motorola Sonic Maxx 810 es simplemente sensacional, pues a sus 40W de potencia se suma que incluye un micrófono para amenizar la velada, pudiendo conectar una segunda unidad al ser TWS.

Motorola Sonic Maxx 810 - Oficial

Veamos antes de comenzar las especificaciones técnicas del Motorola Sonic Maxx 810:

Motorola Sonic Maxx 810
Diseño sonoroDrivers 6,5” + 1,5”
Potencia: 40W
ConectividadBluetooth 5.0 - TWS
Radio FM
2 x Entradas de micrófono - Jack 6,3 mm
Entrada de línea jack 3.5 mm
BateríaBatería litio
Autonomía: hasta 20 horas
OtrosIluminación RGB
Certificado IPX4
Micrófono incluido
Dimensiones302 x 166 x 318 mm (alto, ancho, profundo)
Peso3,1 kg

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a Motorola y la agencia de prensa 121press por enviarnos este Sonic Maxx 810 para su análisis.

Embalaje y Accesorios

El Motorola Sonic Maxx 810 llega en una voluminosa caja de cartón que nos anticipa sus dimensiones, mostrándonos en el propio embalaje su diseño y principales características.

Motorola Sonic Maxx 810 - Embalaje 5

En su interior, queda muy bien protegido por un marco de corcho, mientras que los accesorios quedan sueltos.

Motorola Sonic Maxx 810 - Embalaje 6

Motorola Sonic Maxx 810 - Accesorios

Además de la documentación, encontramos un cable USB a micro-USB para cargar su batería y un cable jack-jack TRS para la conexión analógica a casi cualquier fuente de audio. Pero el accesorio más destacable es el micrófono cableado incluido, el cual aumenta las posibilidades que ofrece exponencialmente.

Motorola Sonic Maxx 810 - Micrófono

Motorola Sonic Maxx 810

Motorola Sonic Maxx 810

Tras desembalar por completo el Motorola Sonic Maxx 810, nos encontramos ante un voluminoso y pesado altavoz que, con unas dimensiones de 302 x 166 x 318 mm (alto, ancho, profundo) y un peso de nada menos que 3,1 kg, ofrece una cómoda asa para facilitar su transporte. Sus materiales no son quizás los más elegantes, pero si parece ser muy resistente, algo ideal para un altavoz de sus proporciones.

Motorola Sonic Maxx 810 - Vista frontal

Tras su frontal de malla metálica, encontramos una pareja de drivers de 6,5” y 1,5” encargados de generar un sonido con una potencia máxima de 40W, que, si nos sabe a poco, podemos duplicar con una segunda unidad mediante TWS. Además, el driver principal cuenta con iluminación LED RGB, la cual podemos configurar con 3 efectos o apagarla.

Motorola Sonic Maxx 810 - Vista superior

En la zona superior, encontramos todos los controles multimedia, que no son pocos, así como una pestaña que nos permite colocar nuestro smartphone sobre el mismo. Por un lado, tenemos dos ruedas para controlar el volumen del micrófono y de la música respectivamente, mientras que el aro central hace las veces de pantalla informativa. A su alrededor, 8 botones no permiten controlar la reproducción, elegir entre 5 ecualizaciones predefinidas, controlar la iluminación o incluso activar un realce de bajos o controlar el eco de micrófono.

Motorola Sonic Maxx 810 - Vista lateral trasero

Giramos el altavoz para ver cómo, en el lado posterior, y tras tapas de goma, disponemos de un puerto USB, un micro-USB para cargar la batería, una entrada de línea jack de 3,5 mm y una pareja de entradas de micrófono jack de 6,3 mm para dar rienda suelta a nuestra faceta como cantantes. A dicha conectividad debemos sumar la Bluetooth 5.0, aunque sin perfiles de alta fidelidad como aptX.

Anotar que, en su interior, cuenta con una batería de litio que promete hasta 20 horas de autonomía, la cual se reduce a 11 horas con la iluminación encendida.

Pruebas

Motorola Sonic Maxx 810 - Pruebas

Aprovechando que los días de este otoño todavía son soleados, nos hemos ido al jardín a probar el Motorola Sonic Maxx 810 en donde mejor se desenvuelve, en exteriores. Y es que, de sus 30 niveles de volumen, en nuestro habitual despacho de trabajo le sobran la mitad, pues ofrece muy buen volumen máximo. Si tenemos una fiesta en casa, no tendremos problemas para amenizarla solo con él mismo, aunque una segunda unidad conectada en TWS terminaría de sonorizarlo todo.

Hemos pasado un buen numero de horas escuchando música en él con distintos estilos, prefiriendo para casi todos ellos el ecualizador plano o el rock, aunque el jazz es ideal si no queremos muchos graves o si lo usamos en interior sobre un mueble, pues por defecto viene con estos realzados.

En líneas generales, ofrece un sonido muy bueno para lo que un altavoz portátil suele dar, seguramente en gran parte gracias a contar con dos drivers y separar así agudos de medios y graves. Incluso con el volumen al máximo, no satura para nada en ninguna banda, ofreciendo un sonido limpio y grácil. Cierto es que, en interiores, la escena es demasiado compacta y focalizada en el altavoz, aunque en exteriores se amplia bastante y no queda tan localizada.

 

Algo que no podíamos dejar de probar es su micrófono, aunque con nuestras nulas dotes como cantante, mejor dejar el volumen ligeramente por debajo del de la propia música y nos hacer que se oculte el sol entre las nubes. Dicho esto, su calidad podríamos decir que es suficiente para berrear un poco en cualquier fiesta, pero no como para que alguien con voz se luzca. Para eso, mejor buscar un microfono de mayor calidad, aunque en mi caso nunca será necesario.

Por último, debemos hablar también de su autonomía, la cual prometen de hasta 20 horas. Nosotros hemos conseguido superar las 15 horas sin problemas con la iluminación encendida a ratos, por lo que puede ser cierta siempre que la apaguemos.

Conclusión

Motorola Sonic Maxx 810

El Motorola Sonic Maxx 810 no es un altavoz portátil al uso, pues, aunque tiene un asa para su cómodo transporte, sus dimensiones y sus 3 kg de peso no lo hacen tan portable. Sin embargo, es ideal para usarlo en múltiples puntos de casa o para salidas ocasionales, siendo igualmente perfecto para sonorizar una pequeña fiesta, pues ofrece volumen de sobra para tal fin.

Si bien ofrece conectividad Bluetooth 5 y jack de 3,5 mm, que permite conectarlo prácticamente a cualquier fuente de audio, echamos en falta la inclusión de algún códec de sonido de alta definición como aptX al menos. Pese a ello, ofrece muy buena calidad de sonido gracias a su pareja de drivers, la cual podemos personalizar con el ecualizador de 5 modos. Además, que cuente con una doble entrada de micrófono permite convertirlo en un karaoke portátil, pudiendo regular el nivel de eco de la voz o poner un filtro a la música para que se baje cuando hablamos.

Podemos encontrarlo a la venta en tiendas como Amazon por 125 euros, un precio acorde a las prestaciones que ofrece, destacando que además ofrece iluminación RGB para amenizar una fiesta y una buena autonomía.

Principales ventajas
+Gran potencia de sonido, incluso para sonorizar una fiestecilla
+Muy buena calidad de sonido para un altavoz portátil
+Permite la conexión a una segunda unidad (TWS)
+Conectividad BT 5 y jack TRS
+Doble entrada de micrófono, con uno incluido y control de sonido
+Iluminación LED RGB
+Certificado IPX4 frente a salpicaduras
+Autonomía en torno a 15-20 horas
+Asa de transporte
Aspectos Negativos
-Acabados mejorables, aunque es muy robusto
-No compatible con el códec aptX
Otros Aspectos
*Es algo pesado para sacarlo de paseo, pero necesario para su potencia

Desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro a el altavoz portátil Motorola Sonic Maxx 810.

Galardon Oro - El Chapuzas Informático

Artículos relacionados