MSI

Microsoft comenzó a fabricar las Xbox Series X|S más tarde que Sony a cambio de una ventaja de AMD

Phil Spencer, jefe de la división de Xbox, en una entrevista para The Verge, dejó gran variedad de titúlales, y el primero de ellos fue que la Xbox Series S fue creada realmente pensando en la PlayStation 5, y es que la fabricación de dos consolas fue una decisión de última hora que buscaba llegar a un público más amplio que el de Sony.

La Xbox Series S carece de la potencia bruta que se encuentra en la Xbox Series X o en la PlayStation 5, y por ello algunos empleados de Microsoft incluso cuestionaron la decisión, pero el jefe de la compañía indicó que la creación de esta consola era "el mejor argumento posible en contra de Sony".

PlayStation 5 vs Xbox Series S vs Xbox Series X 740x493 0

Phil Spencer indicó que la idea de una Xbox Serie S de nivel básico "fue cuestionada internamente varias veces". A pesar de las reservas y de que el jefe de la división tenía "un montón de respeto por lo que hace Sony", Microsoft persistió en crear la Xbox Series S de 299 euros como un punto de entrada más asequible para los juegos de nueva generación, todo ello con el conocimiento de que Sony sólo buscaba hardware de alta gama.

"Fue realmente esta inclusión: cómo incluimos a más gente en la euforia del lanzamiento y en la publicidad y en todo lo que sucede, y cómo hacemos que sea tan accesible para [tantas] personas como sea posible", explicó Phil Spencer.

"Queremos pensar en cómo atraer a más gente a los videojuegos, hacer que más gente experimente esta forma de arte que nos encanta. El retroceso en contra siempre fue hacer una consola, pero queremos crecer, queremos encontrar nuevos clientes".

Eso sí, también reconoció que el enfoque que tenía planteado Sony en realidad les pilló de forma inesperada, ya que también lanzó dos consolas, pero ambas con el mismo hardware pero eliminando la unidad Blu-ray como un método muy eficaz de rebajar el precio de una consola de alto rendimiento.

“La forma en que podría encajarlo, es que el mejor argumento en contra de hacer [dos consolas de nueva generación] fue Sony. No pensamos que lo iban a hacer".

Por otro lado, uno de los motivos de por qué también es casi imposible comprar una Xbox Series X o Xbox Series S, es que "empezamos a fabricarlas a finales del verano". Aunque vamos, tampoco se puede comprar una PlayStation 5 o CPUs y GPUs de nueva generación, por lo que todo indica que TSMC no da abasto con la fabricación de silicios, aunque el motivo del retraso se indica que que estaban esperando a que AMD les ofreciera una mejor tecnología.

"Llegamos un poco más tarde que la competencia, porque estábamos esperando alguna tecnología específica de AMD en nuestro chip. Estábamos un poco atrasados con respecto a donde estaban ellos, donde estaba Sony, en términos de unidades de construcción."

vía: The Verge

Artículos relacionados