La Xbox Series S tendría 364GB de espacio disponible, suficiente para un Call of Duty y poco más

Otro de los motivos detrás de las plataformas de streaming está el deshacerse del espacio físico que ocupan los juegos en las unidades de almacenamiento, y la Xbox Series S es un claro ejemplo del problema que supone instalar juegos a día de hoy, y es que si bien esta consola llegará con un SSD de 512 GB de capacidad, a la hora de la verdad el usuario tendrá acceso a 364 GB de espacio disponible, y eso puede ser un serio problema si se combina de forma inadecuada la instalación de un par de videojuegos.

Xbox Series S 740x416 0

A la Xbox Series S le sigue la PlayStation 5 con 664 GB de espacio disponible y la Xbox Series X con 802 GB. El problema aquí está en que sólo el último Call of Duty puede ocupar 250 GB de espacio de los 364 GB disponibles, lo que deja poco más de 100 GB de margen para instalar otros juegos.

Por suerte, las compañías han visto que esto es un serio problema y juegos como el mismo Call of Duty permitirán desinstalar activos que no utilicemos, como pueda ser un Modo Zombie, Campaña, Multijugador y solo dejar el Battle Royale. A eso se le suma que Microsoft también pidió que realizaran movimientos extras como quitar assets innecesarios, por ejemplo que las texturas 4K sólo estuvieran disponibles en su consola más potente y que estas fueran eliminadas en la Xbox Series S para liberar espacio. Pese a ello, es lógico que la consola irá algo limitada en cuestión de espacio si e combinan varios títulos concretos instalados al mismo tiempo.

vía: Gamingbolt

Artículos relacionados