MSI

El Apple M1, empleando Windows 10, destroza al Microsoft SQ2 de la Surface Pro X

Ya tenemos la primera prueba de rendimiento de un MacBook Pro con procesador Apple M1 bajo el sistema operativo Windows 10. Esto ha sido posible gracias a la implementación de la máquina virtual QEMU, en la cual se ha podido montar una máquina virtual con el sistema operativo de Microsoft para probar su desempeño x86, aunque todo se limitó a un benchmark en Geekbench 5, el cual al menos ayuda a conocer su rendimiento respecto a sus rivales, y claro, ver la pérdida de desempeño frente a su uso en MacOS.

Benchmark del Apple M1 en Geekbench 5

Si bien el Apple M1 arroja una puntuación mononúcleo de 1737 puntos, y una puntuación multinúcleo de 7549 puntos en la aplicación nativa, este mismo equipo, bajo Windows 10 virtualizado por QEMU, da una puntuación de 1288/5499 puntos, por lo que existe una pérdida de rendimiento de hasta un 36% al ejecutar el benchmark por medio de la capa de emulación. Como referencia, el Microsoft SQ2 que da vida a la Surface Pro X arroja una puntuación de 799/3089 puntos, eso sí, incluso con la ventaja de usar Windows 10 para ARM.

Si nos vamos a Geekbench 4.4, la Microsoft Surface Pro X con este procesador, que realmente es fabricado por Qualcomm, ofreció una puntuación de 2019/6646 puntos bajo el sistema operativo Windows 10 x86, frente a los 2553/8917 puntos (+24,5%/+34,1%) del Apple M1 en la misma versión de Geekbench y mediante la máquina virtual de QEMU.

vía: MyDrivers

Artículos relacionados