Devil May Cry 5: Special Edition en Xbox Series X vs PlayStation 5

Nada mejor que cerrar la noche con una comparativa de rendimiento y calidad gráfica entre la Xbox Series X y la PlayStation 5 en el Devil May Cry 5: Special Edition, título que hay que recordar que es una remasterización del juego original, por lo que no aprovechará al máximo las bondades que ambas consolas puedan ofrecer.

Para empezar, malas noticias, nos indican que la capturadora que tienen no es capaz de soportar resoluciones 4K @ 120 FPS y que todo se limita al 1080p. Para el conteo de píxeles usaron las capturas de pantalla.

Devil May Cry 5 en Xbox Series X vs PlayStation 5

Para empezar, en el Modo Normal, ambas consolas ejecutan el juego a una resolución 4K nativa a, mayormente, 60 FPS, aunque en este caso la Xbox Series X es en torno a un 8 por ciento más rápida. Eso sí, calidad visual, ninguna diferencia, el mismo juego aprovechado para ambas versiones.

En el Modo Alta Tasa de Refresco, se mantiene la resolución 4K pero empleando una técnica de reconstrucción que realiza un reescalado de una resolución nativa inferior. Ambas consolas ofrecen un rendimiento medio de 100 FPS. La Xbox obtiene una ventaja en la mayoría de las cutscenes y en algún momento puntual del gameplay, pero la PlayStation 5 es significativamente más rápida y consistente que la Xbox Series X. Pero claro, indica que hay un cuello de botella en la API que genera una pérdida de rendimiento de la Xbox en algunos escenarios.

Modo Rendimiento con RayTracing. Ambas consolas se ejecutan a una resolución 1080p con un sistema de reflejos RayTracing completo. La Xbox Series X ofrece una pequeña mejora de rendimiento, algo menor respecto al Modo Normal, pero en algunos casos este cuello de botella hace que la PlayStation 5 pueda ser puntualmente superior. Ambas consolas prácticamente van casi igual.

Modo Calidad con RayTracing. Volvemos a una resolución 4K de 3840 x 2160 píxeles que ha sido reconstruida. Ambas consolas se mueven por los 60 FPS y la Xbox Series X sigue liderando en rendimiento en prácticamente todos los escenarios, mientras que en momentos concretos su rendimiento puede ser de 2-3 FPS inferior a la PlayStation 5.

Por desgracia, Digital Foundry comenta lo que dijimos, que es un juego antiguo con un versión actualizada del motor gráfico y carece de mucha de las características que se integra con RDNA2, como el Variable Rate Shading (VRS).

El análisis se finaliza indicando que la "Xbox parece tener una ventaja consistente - aunque muy pequeña - en tres de los cuatro modos, mientras que su inconsistencia en el modo de alta velocidad de frames es como mínimo desconcertante", esto se debe a que de forma inexplicable puede tener la mitad de rendimiento que la PlayStation 5 en situaciones concreta.

Artículos relacionados