Apple indica que ejecutar Windows 10 en sus Macs con CPUs Apple M1 depende de Microsoft

Craig Federighi, Vicepresidente Senior de Ingeniería de Software de Apple, en una entrevista para el portal Ars Technica, indicó que la compañía proporcionará la emulación x86 para los programas macOS desarrollados para CPUs x86, pero que no ofrecerá una versión de BootCamp con emulación x86 para permitir que Windows 10 se ejecute en equipos Mac con su CPU Apple M1. Esto se debe a que indicó que Microsoft tiene todo lo que necesita para hacer que Windows 10 para ARM funcione de forma nativa en SoCs como el Apple M1.

"Eso depende de Microsoft. Tenemos las tecnologías básicas para que lo hagan, para ejecutar su versión ARM de Windows, que a su vez, por supuesto, soporta aplicaciones en modo de usuario x86. Pero esa es una decisión que Microsoft tiene que tomar, la de llevar la licencia de esa tecnología para que los usuarios puedan usar Windows en estos Macs. Los Macs son ciertamente muy capaces de hacerlo".

Equipos Apple con la CPU Apple M1 740x370 0

Para hacer que los Macs con procesadores Apple M1 ofrezcan las mismas características y rendimiento en Windows 10 y macOS, Microsoft necesitará hacer que la IP de Apple, incluyendo la GPU, el motor neuronal y los aceleradores de propósito especial, funcionen en Windows, lo que requiere de APIs y controladores compatibles.

El macOS de Apple utiliza exclusivamente la API Metal para los procesadores gráficos, por lo que las GPUs de Apple se desarrollan con Metal en mente. Existen varias formas de hacer que las GPUs de Apple funcionen en Windows, pero en la actualidad no está claro qué puede hacer Microsoft con el hardware de Apple en lo que respecta a las API y los controladores. Otro aspecto a tener en cuenta, es la forma en que los M1 de Apple y sus sucesores funcionarán en Windows.

Los resultados preliminares revelan que los últimos Macs basados en el Apple M1 pueden vencer a sus rivales x86, aunque en macOS y en determinadas aplicaciones/cargas de trabajo optimizadas expresamente para aprovechar todo lo que este silicio es capaz de ofrecer, pero es cuestión de tiempo que todo cuente con soporte nativo y que ARM domine a x86.

Asumiendo que Microsoft tiene todo lo que necesita para que Windows 10 ARM funcione de forma nativa en los últimos Macs con una CPU ARM, la pregunta es qué gana el gigante del software al permitir que su sistema operativo funcione en el hardware de Apple. Apple controla alrededor del 10% del mercado de PCs y el porcentaje de usuarios de Mac que necesitan Windows es apenas significativo, por lo que desde la perspectiva del volumen, Microsoft apenas gana nada, aunque sí o sí ahora tendrá que hacer grandes avances en Windows 10 ARM pensando en otras compañías que buscarán hacer frente a Apple con el ecosistema de Windows.

Artículos relacionados