Sony indica que el tamaño de su PlayStation 5 es el resultado de una buena refrigeración

Sony indica que el tamaño de su PlayStation 5 es el resultado de una buena refrigeración

Una de las cosas que más llamó la atención de la PlayStation 5 no fue su diseño, fue el tamaño desproporcionado que presentaba hasta el punto de ser la consola más grande jamás lanzada, y como era lógico de esperar, el vicepresidente del departamento de hardware, Yasuhiro Ootori, se pronunció en la tarde ayer indicando que el motivo del tamaño no es otro que dejar espacio para un avanzado sistema de refrigeración que lidie no solo con la temperatura de la CPU y GPU, sino también de los chips de memoria GDDR6 y la controladora Custom del SSD, que también alcanzan elevadas temperaturas.

El generoso tamaño de la consola, de 390 x 260 x 104 mm (vs 327 x 295 x 55mm de la PS4 Pro / vs 301 x 151 x 151 mm de la Xbox Series X), también permite reducir costes y mejorar la sonoridad, aunque está claro que si recurrieron al metal líquido era por necesidad y necesitaban rebajar aún unos grados más para garantizar el perfecto funcionamiento de la consola.

PlayStation 5

Por otro lado, se indica que el ventilador de turbina de 120 mm promete una alta presión estática unida a un alto caudal de flujo de aire, aunque no se llegó a revelar datos concretos para poder comparar números con un ventilador tradicional de alto rendimiento para PC, y es que un ventilador de alta presión era más que necesario si teníamos en cuenta el tamaño del radiador de aluminio empleado que estaba respaldado por 7x heatpipes de cobre junto a una base de cobre para disipar el resto de los componentes soldados en la placa base.

El uso de este ventilador requirió un mayor espacio, pero evitó emplear una solución de doble ventilador que fuera menos eficiente y más caro. Adicionalmente, tenemos un backplate de aluminio con un heatpipe de cobre que refrigera el silicio y el VRM por la otra cara. Para terminar, volvió a recordarnos el uso de "colectores de polvo" unos agujeros donde el usuario puede retirar la tapa de la consola y aspirar todo el polvo con una aspiradora, y una cubierta para el ventilador, para evitar que se pudieran meter los dedos a cambio de generarse una resistencia al aire.

"Es algo que hemos querido introducir desde hace mucho tiempo, y lo adoptamos porque podíamos asegurar el espacio. Hay un espacio dentro de la PlayStation 5 donde se puede recoger el polvo arrastrado por la fuerza centrífuga del ventilador, y el polvo puede ser aspirado a través del agujero que aparece cuando se quita la cubierta exterior blanca de la consola.

[...] Debido a que la cubierta del ventilador crea resistencia al aire, tiene una forma tridimensional y tiene pequeños agujeros para permitir que el aire fluya suavemente. Esta cubierta fue diseñada por un joven ingeniero que llevaba un par de años en la empresa".

vía: Nikkei

Artículos relacionados