La PlayStation 5 irá recibiendo actualizaciones para ajustar el sistema de refrigeración a futuros juegos

Yasuhiro Ootori, el director de ingeniería de Sony, para una entrevista con el medio local 4Gamer, reveló nuevos detalles entorno a la refrigeración de la PlayStation 5, como que además del sensor de temperatura integrado en la APU de la consola hay dispersos tres sensores adicionales a lo largo de la placa base de la misma. Esto le permite a Sony optimizar la velocidad del generoso ventilador de turbina que incorpora. Según se indica, a medida que vayan llegando más juegos a la consola, la compañía recopilará más información, lo que le permitirá mejorar la disipación de calor.

Sistema de refrigeración de la PlayStation 5 740x369 0

En esencia, podríamos estar hablando de implementar perfiles que ajusten la curvatura del ventilador dependiendo del juego ejecutado y el modo gráfico empleado, por lo que si en algunos juegos las temperaturas son elevadas, es tan fácil como aumentar la velocidad de giro monitorizando dichos sensores.

"Además del sensor de temperatura montado en el interior de la APU, el sensor de temperatura también está montado en tres lugares de la placa principal, y está diseñado para controlar la velocidad del ventilador utilizando la temperatura interna de la APU y la temperatura más alta de los tres sensor de temperatura como parámetro. Este parámetro de control del ventilador es interesante porque también soporta actualizaciones mediante la descarga de parches.

En base a esto, hay un plan para avanzar en la optimización del control del ventilador. Se dice que el diseño térmico de la PlayStation 5, incluyendo la velocidad de rotación del ventilador, está empleando un margen con mucho espacio. Cuando aparece un juego que continúa bajo una carga pesada durante mucho tiempo, también es posible aumentar la rotación del ventilador y mejorar el rendimiento de la refrigeración incluso a expensas del silencio."

vía: Wccftech

Artículos relacionados