Estados Unidos demanda a Google por su monopolio en las búsquedas y publicidad en Internet

El Gobierno de los Estados Unidos ha presentado una demanda antimonopolio contra Google. Esta demanda, presentada en 11 estados, indica que la compañía se encuentra realizando prácticas anticompetitivas además de abusar de su dominio del mercado en la búsqueda y la publicidad online.

"Los Estados Unidos de América, actuando bajo la dirección del Fiscal General de los Estados Unidos, y los Estados de Arkansas, Florida, Georgia, Indiana, Kentucky, Louisiana, Mississippi, Missouri, Montana, Carolina del Sur y Texas, actuando a través de sus respectivos Fiscales Generales, interponen esta acción en virtud del artículo 2 de la Ley Sherman, 15 U. S.C. § 2, para impedir que Google LLC (Google) mantenga ilícitamente monopolios en los mercados de servicios de búsqueda general, publicidad en las búsquedas y publicidad de texto en las búsquedas en general en los Estados Unidos mediante prácticas anticompetitivas y excluyentes, y para remediar los efectos de esta conducta".

Los detalles de la demanda revelan de cómo el estado predeterminado de Google en varios dispositivos y navegadores, la escala, las ofertas exclusivas y el control de los canales de distribución de los motores de búsqueda, apoyan sus prácticas anticompetitivas e impiden que los competidores tengan éxito.

La demanda también menciona el papel de Google durante la demanda antimonopolio contra Microsoft y cómo está siguiendo las mismas prácticas que Microsoft en aquel entonces. Sin embargo, Google lo hace de una manera más inteligente e intenta evitar cualquier palabra en la comunicación verbal o escrita que pueda ser usada en su contra.

El fiscal adjunto del Departamento de Justicia, Jeffrey A. Rosen, subraya que Google sustenta su papel de "guardián principal de acceso" a internet a través de "una red ilegal de acuerdos exclusivos que daña a los competidores". Entre ellos, citó el pago de miles de millones de dólares durante años a Apple para situar el motor de búsqueda de Google como el predeterminado en sus dispositivos iOS, y la prohibición de integrar motores de competidores mediante contratos especiales.

Google 0

"En aquel entonces, Google afirmaba que las prácticas de Microsoft eran anticompetitivas, y sin embargo, ahora, Google despliega el mismo libro de jugadas para sostener sus propios monopolios. Pero Google aprendió una cosa de Microsoft: elegir sus palabras cuidadosamente para evitar el escrutinio antimonopolio.

Refiriéndose a una línea notoria del caso Microsoft, el Economista Jefe de Google escribió: "Debemos tener cuidado con lo que decimos tanto en público como en privado. 'Cortar el suministro de aire' y frases similares deben ser evitadas." Además, como se ha informado públicamente, los empleados de Google recibieron instrucciones específicas sobre qué lenguaje usar (y no usar) en los correos electrónicos porque "Las palabras importan. Especialmente en la ley antimonopolio". En particular, se instruyó a los empleados de Google para que evitaran utilizar términos como "atar", "amarrar", "aplastar", "matar", "herir" o "bloquear" la competencia, y para que no observaran que Google tiene "poder de mercado" en cualquier mercado."

Google se pronuncia tras la demanda

"Sí, como muchos otros negocios, pagamos para promocionar nuestros servicios, igual que una marca de cereales podría pagar a un supermercado para que abastezca sus productos al final de una fila o en un estante a la altura de los ojos. Para los servicios digitales, cuando compras un dispositivo por primera vez, tiene una especie de pantalla de inicio "estante a la altura de los ojos". En los móviles, ese estante es controlado por Apple, así como por compañías como AT&T, Verizon, Samsung y LG. En los ordenadores de sobremesa, ese espacio en el estante es controlado abrumadoramente por Microsoft.

Por lo tanto, negociamos acuerdos con muchas de esas empresas para el espacio de la estantería a nivel de los ojos. Pero seamos claros, nuestros competidores también están disponibles si quieren usarlos.

Nuestros acuerdos con Apple y otros fabricantes y proveedores de dispositivos no son diferentes de los acuerdos que muchas otras compañías han usado tradicionalmente para distribuir software. Otros motores de búsqueda, incluyendo Bing de Microsoft, compiten con nosotros por estos acuerdos. Y nuestros acuerdos han pasado repetidas revisiones antimonopolio."

Como siempre, podrá pasar muchísimo tiempo para saber cual es el resultado de la demanda.

Artículos relacionados