Codemasters revela las limitaciones técnicas de la Xbox Series S y los ajustes que hicieron en DiRT 5

Codemasters revela las limitaciones técnicas de la Xbox Series S y los ajustes que hicieron en DiRT 5

Rich Leadbetter, director técnico de Codemasters, para una entrevista con Digital Foundry, reveló la ya conocida carencia de la Xbox Series S, que como no era de otra forma iba a ser esos 10 GB de memoria GDDR6 del sistema.

Como ya vimos en el primer gameplay mostrado, la diferencia más notable está en la texturas, aunque indica que adaptar el juego a la consola económica de Microsoft no había sido un problema, al contrario, y más cuando Microsoft le anunció hace meses que la Xbox Series S era una Xbox Series X pero diseñada para ejecutar juegos a 1440p en vez de 2160p (4K). Además de la facilidad de desarrollo, elogió el bajo precio de la consola.

DiRT 5

Uno de los primeros recortes que se tuvieron que realizar sabiendo su 'target' fue reducir la calidad de las texturas, algo que fue tan simple de realizar como dejar el paquete de texturas 4K como algo exclusivo para la Xbox Series X. Adicionalmente, también se recortó la cantidad de público existente a los lados de la pista y se redujo la calidad de las sombras o la intensidad de los efectos climatológicos, además de indicar de que cada consola, incluyendo PlayStation 5 o 4, cuenta con su propio perfil de ajustes gráficos. De esta última se nombra la resolución dinámica. En definitiva, que DiRT 5 incluye un motor gráfico muy escalable.

Por otro lado se le preguntó su opinión respecto a los prometidos 120 FPS en consola, e indicó el uso de ajustes y optimizaciones en el motor gráfico, aunque no se menciona de forma explícita algún ajuste gráfico a la baja a cambio de ganar una notable fluidez en el juego, y para ello se apoyará en intentar no desperdiciar los 8 núcleos y 16 hilos de la CPU. Para ello trabajaron codo con codo con Microsoft, a la cual se le pidió ayuda para llegar 120 FPS en la Xbox Series X y que con simplemente activar el SMT, los 16 hilos, el juego ya se ejecutaba a +100 FPS, pero que hace falta algún ajuste extra para alcanzar unos 120 FPS estables. Por lo demás, destaca la potencia de las consolas de nueva generación, pero deja claro que la Xbox Series X es la consola más sobrada en potencia.

 

Artículos relacionados