TikTok tomará acciones legales contra la administración Trump ante su futuro bloqueo en EE.UU.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, sigue en su cruzada de prohibir todo lo que provenga de China, y tras conseguirlo con Huawei, ahora va a por dos aplicaciones muy populares: la aplicación de mensajería WeChat, y la red social de vídeos TikTok, las cuales serán prohibidas en un mes y medio alegando que son aplicaciones "no confiables" que comparten información de los usuarios con el Gobierno de China.

La prohibición de las transacciones de EE.UU. con Tencent, una de las mayores empresas de Internet del mundo, presagia una mayor fractura de la Internet global y la ruptura de los antiguos lazos entre las industrias tecnológicas de los Estados Unidos y China.

China dijo que las compañías cumplen con las leyes y regulaciones de los Estados Unidos y advirtió que los Estados Unidos tendrá que "soportar las consecuencias" de su acción.

"Los Estados Unidos están usando la seguridad nacional como excusa y usando el poder del estado para oprimir a las empresas no estadounidenses. Eso es sólo una práctica hegemónica", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores Wang Wenbin.

TikTok 740x393 0

TikTok ha sido objeto de críticas de los legisladores estadounidenses por las preocupaciones de seguridad nacional en torno a la recopilación de datos, a medida que crece la desconfianza entre Washington y Pekín. Reuters informó el domingo que Trump le ha dado a Microsoft Corp (MSFT.O) 45 días para completar la compra de las operaciones de TikTok en EE.UU. antes de que se efectúe su bloqueo.

Debido a ello, TikTok planea demandar a la administración Trump por la orden ejecutiva del presidente que prohíbe la aplicación en los EE.UU. Esta demanda se presentaría el próximo martes, y en ella se argumentará que la acción del presidente es inconstitucional porque TikTok no tuvo tiempo de responder. La demanda también alegará que la justificación del presidente para la prohibición, que la compañía es una amenaza para la seguridad nacional de los EE.UU. es infundada.

"Hemos dejado claro que TikTok nunca ha compartido los datos de los usuarios con el gobierno chino, ni ha censurado el contenido a petición suya", dijo un representante de la compañía en el blog oficial.

"Este decreto ejecutivo corre el riesgo de socavar la confianza de las empresas mundiales en el compromiso de los Estados Unidos con el estado de derecho, que ha servido de imán para la inversión y ha estimulado décadas de crecimiento económico estadounidense. Y sienta un peligroso precedente para el concepto de la libertad de expresión y los mercados abiertos".

vía: The Verge

Artículos relacionados