MSI

Intel confirma que las CPUs Sapphire Rapids llegarán en el 2021 con memoria DDR5 y PCI-Express 5.0

Intel confirmó hoy, en el Architecture Day 2020, que la próxima generación de procesadores para servidores, los Sapphire Rapids, llegarán el próximo año estrenando el uso de la memoria RAM DDR5, la interfaz PCI-Express 5.0 y, por si no fuera suficiente, la nueva interconexión CXL 1.1.

Estos procesadores llegarán finalmente a un proceso de fabricación 10nm SuperFIN en vez de los rumoreados 7nm. En términos de seguridad, estrenará la arquitectura Total Memory Encryption (TME) para encriptar toda la información, misma tecnología que también estará en los Tiger Lake al emplear el mismo proceso de fabricación @ 10nm SuperFin para terminar de una vez por todas con los problemas de vulnerabilidad de su arquitectura.

Sapphire Rapids

Esta plataforma se enfrentará a los procesadores AMD GENOA, dotados de la microarquitectura Zen4 @ 5nm, la cual también incluirá soporte DDR5, PCI-Express 5.0, y se espera que la compañía duplique el número de núcleos (rendimiento), disminuyendo el precio.

La compañía también confirmó que su línea de CPUs Alder Lake con tecnología híbrida hará uso del os núcleos de alto rendimiento (Golden Cove) junto a núcleos de bajo rendimiento (Gracemont), y saldrán en algún momento del 2021. Golden Cove da el relevo a la microarquitectura Willow Cove, que se estrenará con las CPUs portátiles Tiger Lake, la cual ya aporta una mejora en el IPC y una notable mejora en las frecuencias respecto a los núcleos Sunny Cove (Ice Lake).

Artículos relacionados