MSI

Gigabyte tuvo que rediseñar sus placas base B550 Aorus Elite al quedarse sin duplicadores PWM

Si estabas interesado en comprar una placa base Gigabyte B550 Aorus Elite o la B550 Aorus Elite AX, te habrás dado cuenta de que, lo más seguro, no hubiera stock, y esto se debe a que la compañía ha tenido que realizar ajustes pertenecientes al VRM de estas placas base. Es por ello que estas placas base ahora han llegado bajo la coletilla "V2", indicando que se trata de una versión mejorada.

Según se indica, el problema está en que Gigabyte ahorró en componentes, concretamente en la controladora PWM. Esta controla el número de fases de energía/alimentación, cuantas más fases (VRM) quieras integrar en tu placa base, necesitas una controladora PWM más cara para que gestione todas estas.

En este caso, Gigabyte empleó un "doblador PWM", con esto permite que, como es el caso en concreto, una controladora PWM que gestione 6 fases de alimentación pueda gestionar 12 dividiendo la frecuencia del controlador entre dos partes separadas. Esto induce un retraso entre el controlador y las fases que controla, reduciendo la eficiencia del diseño respecto a un controlador PWM más caro que pueda gestionar las 12 fases.

B550 Aorus Elite

La duplicación de fases permite a los fabricantes de placas base crear diseños más rentables, utilizando duplicadores PWM para controlar más fases de alimentación manteniendo los mismos costes de hardware. Aunque estos diseños no son tan eficientes o sensibles como un diseño sin dobladores de fase, ofrecen a los consumidores un valor añadido, es decir, te ofrecerán el doble de fases de alimentación al mismo precio, a cambio de una menor eficiencia energética.

Entre la pandemia, y que la demanda ha superado a la oferta, los precios de estos dobladores se han encarecido hasta el punto de no ser rentables debido a que no hay tanto stock, y es por ello que las nuevas placas base V2 se deshacen de ellos a cambio de añadir una nueva controladora que gestione las 12 fases de una forma más eficiente. Esto afectará a todos los fabricantes, los cuales tendrán que realizar un movimiento igual o similar, lo que podría traducirse en subidas de precio en las placas base con un potente VRM.

vía: OC3D

Artículos relacionados