MSI revela que las CPUs Intel Rocket Lake-S tendrán soporte hasta las placa base Intel H410

MSI reveló por error en un manual que los procesadores Intel Rocket Lake-S, al menos en su configuración con un TDP de 65W, serán compatibles con las placas base LGA1200 más básicas, y estas no son otras que las basadas en el chipset Intel H410. Tampoco es que sea una sorpresa, y es que con una plataforma nueva recientemente lanzada, qué menos que tener una vida útil de dos generaciones de CPUs, ya que hay que recordar que las CPUs Rocket Lake seguirán ofreciendo un proceso de fabricación de 14nm, aunque al menos se ofrecerá soporte PCI-Express 4.0.

Rocket Lake Intel H410 740x469 0

Recordando otras cuestiones, la 11ª Generación de procesadores Intel Core para equipos de sobremesa, Rocket Lake-S, es la primera familia de CPUs de escritorio en emplear una nueva arquitectura en casi media década.

Los rumores son numerosos y cada vez llegan más, partiendo por que el procesador no usaría finalmente unos núcleos Willow Cove, o bueno, sí, y es que si bien estamos ante unos núcleos Willow Cove que han sido portados de Tiger Lake y emplearán un proceso de fabricación de 14nm respecto a los núcleos originales a 10nm+, finalmente estos núcleos recibirían el nombre de Cypress Cove, así Intel separará los núcleos Willow Cove @ 10nm+ de unos Willow Cove @ 14nm que puede dar lugar a mal entendidos.

Según estas filtraciones, Cypress Cove ofrecerá una mejora en el IPC de un 25 por ciento, como máximo, respecto a Skylake. Es decir, que a la misma velocidad, las CPUs Rocket Lake-S prometen ofrecer un 25 por ciento de rendimiento adicional.

Plataforma Rocket Lake S de Intel 740x360 0

Por desgracia, si bien los procesadores Rocket Lake-S tendrían espacio para albergar a un máximo de 10 núcleos, finalmente esta familia estará limitada a una configuración de 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento, y es que las fuentes indicaron que con 8 núcleos la compañía ya ha experimentado problemas en torno al consumo y la temperatura que alcanza el procesador. Esto se debe a que volverán a exprimir una vez más los silicios para suplir la falta de rendimiento con un mayor consumo energético y temperatura, esperando que estos procesadores alcancen velocidades más altas que los Tiger Lake, los cuales llegan a alcanzar los 4.70 GHz.

Por último, lo menos importante, unos gráficos integrados Gen12 (Intel Xe) donde se ofrecerían solo 32 Execution Units frente a los 96 que ofrecen las CPUs portátiles Tiger Lake. Por otro lado, vuelven los rumores de que Intel está buscando adelantar su lanzamiento, y es que si bien Comet Lake-S acaba de llegar al mercado, Intel buscaría lanzar sus CPUs Rocket Lake-S durante el cuarto trimestre de 2020 coincidiendo con los AMD Ryzen 4000 de sobremesa. Si esto no ocurre, como muy tarde, será principios del 2021.

vía: @momomo / Videocardz

Artículos relacionados