La escasez de CPUs @ 14nm de Intel se prolongará durante los próximos 3 años

Parece que Intel no está teniendo un buen final de mes, y es que en exactamente 6 días, hemos visto como la compañía ha dado a conocer que sus 7nm se retrasan, con rumores que indican que su proceso de fabricación de 7nm es peor que sus actuales 10nm; las acciones de la compañía se devaluaron en un 16 por ciento tras darse a conocer la noticia; y la última gran noticia fue el anuncio de una ya rumoreada reestructuración de la compañía donde cortaron la cabeza de Murthy Renduchintala, jefe de ingeniería y presidente del grupo de Tecnología, Arquitectura de Sistemas y Grupo de Clientes -TSCG-). Hasta entonces, Murthy llevaba una década participando en el desarrollo de los nuevos proceso de fabricación de Intel.

Las malas noticias no dejan de llegar, y es que los últimos informes indican que tras darse a conocer que TSMC no ve a Intel como un cliente a largo plazo, no aumentará su capacidad de obleas para contentarlo, esto implicará que Intel siga lidiando con sus problemas para sacar adelante sus procesadores a 14nm y solo tenga acceso al proceso de fabricación de 6nm para dar vida a sus futuras GPUs una vez TSMC finalice su colaboración con Huawei en septiembre.

Intel Atom C3000 740x416 0

Debido a esto, se espera que la capacidad de producción @ 14nm de Intel no vuelva completamente a la normalidad en el año 2023. Hasta entonces, la compañía seguirá lidiando con serios problemas en el mercado, y es que esto implica no poder luchar en términos de precio con AMD, ya que si redujera notablemente los precios, estas CPUs se venderían a un nivel imposible de reponer por parte de Intel, lo que daría lugar a una escasez, aumentos de precio y una rotura de stock global.

Si bien el 2023 puede ser una fecha muy tardía, hay que recordar que las CPUs Rocket Lake-S que llegarán en el 2021 emplearán dicho proceso de fabricación, mientras que si bien las CPUs Alder Lake-S para 2022 llegarán a 10nm, se indica que sus gráficos integrados seguirán siendo a 14nm, por no hablar de que todos sus chipsets integrados en las placas base emplean este proceso de fabricación. Obviamente, hay más productos a 14nm, como sus CPUs Xeon, Xeon Scalable, o CPUs portátiles, claro.

Al menos aquí hay más opciones, como recurrir a Samsung o GlobalFoundries, y viendo que Intel ya ha recurrido a fundiciones externas, no es de extrañar un movimiento similar para mejorar su posición en el mercado y solventar estos nuevos problemas.

vía: MyDrivers

Artículos relacionados