Review: Gigabyte G32QC (QHD @ 165 Hz curvo)

Gigabyte Logo

Si bien Aorus es la marca gaming de Gigabyte, modelos como el Gigabyte G32QC que hoy analizamos rompen el esquema habitual y se postulan como una interesantísima alternativa para los que buscan un modelo gaming de altas proporciones. Y es que este monitor ofrece una diagonal de nada menos que 31,5 pulgadas con una curvatura 1500R, ofreciendo además una tasa de refresco de 165 Hz y siendo compatible con AMD FreeSync Premium Pro y Nvidia G-Sync Compatible para aprovechar hasta el último fotograma generado.

Gigabyte G32QC - Oficial

Pero veamos en primer lugar todas las especificaciones técnicas al completo:

Gigabyte G32QC
PanelVA LED
Diagonal31,5 pulgadas
Formato16:9 - 1500R
Resolución2560 x 1440 píxeles
Tasa de refresco165 Hz
AMD FreeSync Premium Pro
Nvidia G-Sync Compatible
Tiempo de respuesta1 ms (MPRT)
Contraste3000:1 – 12M:1 dinámico
Brillo350 cd/m2 (nits)
Ángulo de visión178º / 178º
Colores8 bits
94% DCI-P3 / 124% sRGB
VESA Display HDR400
Conectividad2 x HDMI 2.0
1 x DisplayPort 1.2
1 x Jack 3,5 mm para auriculares
2 x USB 3.0
SoporteInclinación: -5º a +20º
Altura: 100 mm
VESA 100 x 100
OtrosOSD Sidekick
Low Blue Light
Flicker Free
Black Equalizer
Bloqueo Kensington
Consumo75W
Dimensiones710,5 x 552,2 x 234,8 mm
Peso7,8 kg

Antes de comenzar la review queremos agradecer a Gigabyte su confianza en nosotros al enviarnos este producto para su análisis.

Embalaje y Accesorios

Gigabyte G32QC - Embalaje 1

El monitor Gigabyte G32QC viene en una caja de cartón neutro que nos muestra su diseño en líneas, quedando muy bien protegido en su interior por un marco de corcho, que además organiza los accesorios.

Gigabyte G32QC - Documentación

Además de la documentación y los 4 tornillos que fijan la peana al monitor, encontramos esta misma dividida en dos partes, siendo bastante robusta.

Gigabyte G32QC - Peana

Gigabyte G32QC - Cableado

Por otro lado, encontramos el transformador de corriente con el cable de alimentación y un pack de cables HDMI, DisplayPort para darle imagen, así como un USB A-B para el hub.

Gigabyte G32QC

Gigabyte G32QC - Vista frontal

Una vez extraído del embalaje y colocado sobre la peana, nos encontramos ante un monitor que combina un diseño sencillo y elegante con una peana algo más agresiva y de amplias dimensiones. Destaca además por con biseles muy reducidos de 9 mm, aunque como es habitual, engañan apagado y parecen ser menores.

Centrándonos en su panel, contamos con un modelo VA LED de 31,5 pulgadas de diagonal y curvatura 1500R, perfecto para abarcar mejor toda su superficie sin tener que desplazar la mirada. Ofrece una resolución 2560 x 1440 pixeles (QHD) combinada con una frecuencia de actualización de 165 Hz y un tiempo de respuesta de 1 ms (MPRT), por lo que es ideal para jugar acompañado de un equipo de altas prestaciones. Eso si, si no alcanzamos dicha tasa de FPS, siempre podemos disfrutarlo igualmente gracias a que es compatible con AMD FreeSync Premium Pro y Nvidia G-Sync Compatible. Completan sus especificaciones un brillo de 350 cd/m2 (nits) y un contraste típico de 3000:1 – 12M:1 dinámico, valores convencionales y que comprobaremos más adelante.

Gigabyte G32QC - Vista frontal agachado

La peana del Gigabyte G32QC permite regular el ángulo de inclinación entre -5º y +20º y la altura en 100 mm, por lo que podemos colocarlo en buena posición sin ningún tipo de problemas.

Gigabyte G32QC - Vista posterior

Giramos el monitor para ver como el lado posterior también ofrece un diseño relativamente sobrio, sobre todo comparado con otros modelos gaming como los de la familia Aorus.

Gigabyte G32QC - Joystick OSD

En la esquina inferior izquierda, derecha desde el frontal, encontramos un joystick que nos permite navegar por el menú OSD, siendo bastante practico y con accesos a los lados.

Gigabyte G32QC - Conectores

En el apartado de conectividad, disponemos de entradas de video HDMI 2.0, HDMI 2.0 y DisplayPort 1.2, así como una salida de auriculares jack de 3,5 mm TRS y una pareja de puertos USB 3.0 a modo de hub desde el USB-B.

Pruebas

Gigabyte G32QC - Vista frontal encendido

Conectamos el Gigabyte G32QC a nuestro equipo de pruebas a través del cable DisplayPort 1.2 incluido y comprobamos como ofrece una muy buena calidad de imagen en líneas generales, con un buen visionado en ángulos, aunque no a la altura de los paneles IPS.

Gigabyte G32QC - Pruebas 1

Personalmente, acostumbrado a un monitor de 27 pulgadas 4K, he de decir que he notado la menor definición debido tanto a la menor densidad de pixeles, pues en este modelo aumenta la diagonal y merma la resolución, pero es que su enfoque gaming tiene mucho más sentido así. Es por ello que ofrece una tasa de refresco de 165 Hz que se hace patente incluso en la navegación web, pues hacer scrolling no tiene nada que ver con hacerlo a 60 Hz.

Gigabyte G32QC - Pruebas 2

Un problema que tiene esta y las demás pantallas curvas es que analizar su respuesta cromática o de brillo es realmente complicado con la mayoría de los calibradores. En nuestro caso, usamos un Spyder5 de forma habitual en nuestras reviews, pero los resultados obtenidos son tan absurdos, que queda patente que no se aproxima lo suficiente a la pantalla para poder medir correctamente ambos valores.

Gigabyte G32QC - Pruebas 3

Por desgracia, no hemos podido comprobar si los 350 nits que brillo que prometen son ciertos o si los colores cumplen con el 124% sRGB y 94% DCI-P3, pero ambos valores confirmarían una buena representación cromática y un brillo más que suficiente para un uso razonable. Cierto es que para el HDR400 que promete va algo corto de brillo, pero es que pocos monitores gaming cumplen en este sentido.

Gigabyte G32QC - Pruebas 4

Donde si cumple con creces es en juegos, pues es una gozada la inmersión que produce su diagonal de 31,5 pulgadas unida a la curvatura 1500R. Prácticamente tenemos todo nuestro campo de visión cubierto por el monitor, por lo que nos centramos exactamente en lo importante: lo que acontece en la pantalla.

Gigabyte G32QC - Pruebas 5

Pero lo más destacable es obviamente su frecuencia de actualización de 165 Hz, la cual nos permite disfrutar de altas tasas de FPS y minimizar las latencias, ofreciendo una experiencia sensacional en shooters y otros títulos donde importe el más mínimo milisegundo. Cierto es que en shooters, tenemos una pantalla algo grande y costará no tener que mover la cabeza, incluso con la curvatura, pero en simuladores de conducción es una auténtica gozada.

Gigabyte G32QC - Pruebas 6

Sin embargo, hemos apreciado cierto nivel de bleeding - ghosting que para al reproducir películas, se hace patente en las bandas negras, aunque jugando o en el escritorio no nos daremos cuenta.

Conclusión

Gigabyte G32QC

El Gigabyte G32QC es una interesante alternativa en un mercado plagado de monitores gaming, aunque tiene realmente mucha competencia. Si buscamos una diagonal amplia y curva, sus 31,5 pulgadas 1500R ofrecen una combinación ideal, sobre todo para juegos de conducción. Obviamente, gracias a sus 165 Hz podremos disfrutar de cualquier juego competitivo y de cualquier shooter, pues aunque no alcancemos los 165 FPS con nuestro equipo, seguiremos sacándole partido gracias a su compatibilidad con AMD Freesync Premium Pro y Nvidia G-Sync Compatible.

Podemos encontrarlo a la venta en torno a 400 euros en tiendas como PcComponentes, un precio dentro de la media para sus prestaciones, aunque sus acabados no están al nivel de los de otros modelos de, por ejemplo, la familia Aorus.

Principales ventajas
+Brutal combinación de 31,5” y curvatura 1500R
+Excelente desempeño en juegos con sus 165 Hz / 1 ms
+Compatible con AMD Freesync Premium Pro y Nvidia G-Sync Compatible
+Biseles muy reducidos
+Soporte con regulación en altura e inclinación
Aspectos Negativos
-Acabados mejorables, algo plasticoso
Otros Aspectos
*2 puertos USB 3.0

Desde El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al monitor Gigabyte G32QC.

Galardón de Oro

Artículos relacionados