China podría recortar el envío de tierras raras a Estados Unidos para frenar su industria tecnológica

Tras el anuncio oficial de TSMC, en el cual dejará de suministrar procesadores a Huawei a partir del próximo 14 de septiembre, lo que obligaría a la compañía china a recurrir a procesadores de MediaTek para dar vida a su familia de terminales Huawei Mate 40 fuera del mercado chino, ahora sabemos cual podría ser una de las duras respuestas de Pekín contra Estados Unidos: el bloqueo del envío de las famosas tierras raras.

"Europio, gadolinio, y neodimio. De estos tres elementos químicos probablemente el que más os suene es el tercero, por los imanes de neodimio, pero los tres se tratan de piezas esenciales para fabricar nuevas tecnologías relacionadas con la energía solarla eólica o los smartphones. Y es que estos elementos químicos conforman un curioso grupo conocido como tierras rarasque se encuentran en un 0,02 por ciento de toda la corteza terrestre", Estados Unidos, China y las tierras raras: así funciona la guerra comercial entre ambos países.

Estados Unidos China tierras raras 0

Estas medidas restrictivas están centradas principalmente en Lockheed Martin, es decir, una de las principales compañías de origen estadounidense centrada en la industria aeroespacial y militar, y es que armamentos vitales como los conocidos misiles Patriot o los aviones de combate F-35 dependen de componentes fabricados con tierras raras, y claro, China tiene al menos el 80% de la producción global de estas tierras.

"China es el principal proveedor de EE.UU. y representa alrededor del 80% de nuestras importaciones. Los riesgos de dependencia son reales", indicó el fiscal general de los Estados Unidos, William Barr. Y recordó que en el 2010, Pekín recortó las exportaciones de materiales de tierras raras a Japón, después de un incidente que involucró a islas en disputa en el mar de la China Oriental. "China podría hacernos lo mismo".

Las tierras raras no solo son de importan importancia para la industria militar, sino también para la industria tecnológica en general, ya que estas son necesarias para el desarrollo de cualquier tipo de teléfono inteligente o derivado, equipos de comunicación, baterías, GPS y prácticamente cualquier dispositivo electrónico, por lo que Estados Unidos experimentaría una congelación en las industrias tecnológicas, aeroespaciales y militar en caso de que China decida recortar o cesar el envío de estos recursos.

Por otro lado, China indicó que aumentó la producción de tierras raras en un 4.26 por ciento durante el segundo trimestre de este año respecto al primero. Además, se indicó que "las medidas efectivas de prevención y control de la epidemia del COVID-19" han influido positivamente en la producción y las operaciones de las empresas de tierras raras, que "se han recuperado bien" en el segundo trimestre.

vía: RT

Artículos relacionados