MSI

Las placas base AMD B550 finalmente soportan las CPUs AMD Ryzen de 2ª Gen (Zen+)

Según indicó la propia AMD, sus nuevas placas base dotadas del chipset AMD B550 únicamente ofrecerían soporte a la 3ª Generación de las CPUs AMD Ryzen (Matisse) y la próxima generación de APUs Renoir (Zen2) y a la 4ª Generación de CPUs AMD Ryzen (Vermeer / Zen3), pero a la hora de la verdad la retrocompatibilidad se extiende hasta los modelos más antiguos de la compañía.

Tal y como se muestra en CPU-Z, el chipset AMD B550 es capaz de arrancar sin problema alguno empleando procesadores antiguos basados en la microarquitectura AMD Zen+ @ 12nm. En este caso se empleó una placa base Asus TUF Gaming B550M-Plus con la BIOS v0608 (del 15/06/2020) ejecutando un AMD Ryzen 5 2600X (Pinnacle Ridge) o una APU AMD Ryzen 5 3400G (Picasso). En ambos casos se emplea la misma microarquitectura Zen+ @ 12nm.

Si bien realmente no es sorprendente esta retrocompatibilidad (y más aún después de lo sucedido con las X570), lo que sí resulta extraño es que no se indica en el listado de CPUs compatibles mientras que CPU-Z no revela la versión AGESA que esconde la BIOS. Si bien se muestra que estas CPUs son capaces de funcionar, tampoco es que sea recomendable comprar una placa base moderna para emplearla en unas CPUs lanzadas hace un par de años, y más aún cuando no aparecen en el listado de CPUs compatibles por mucho que se nos muestre que el sistema arranca con total normalidad, por lo que en caso de un posible problema el fabricante de la placa base se puede lavar las manos, así que sería aconsejable una placa base AMD B450 como mínimo.

vía: @momomo

Artículos relacionados