La última versión de HWInfo revela prácticas en las placas base AM4 que reducen la vida útil de la CPU

HWInfo introdujo en su última actualización una nueva lectura de sensor que revela si nuestra placa base está engañando al procesador AMD Ryzen de 3ª Gen para que piense que su consumo de energía está dentro de los parámetros normales, mientras que de hecho se le está suministrando más energía para ofrecer una mayor estabilidad con las frecuencias Turbo o el overclocking.

Estas mejoras aprovechan el hecho de que un procesador AMD Ryzen depende del controlador VRM de la placa madre para la telemetría de consumo de energía, por lo que el coprocesador de gestión de energía del procesador puede ajustar las frecuencias Turbo para mantenerse dentro de los límites de consumo de energía establecidos por AMD.

Ryzen 9 3900X en Asus X570 740x502 0

Los vendedores de placas base, supuestamente, han descubierto una forma de engañar al procesador para que piense que su consumo de energía está dentro de los parámetros normales (cuando no es así), y el desarrollador de HWInfo ha determinado una forma de calcular la desviación entre el valor de consumo de energía reportado a la CPU contra el medido por el controlador VRM.

Este sensor se llama "Power Reporting Deviation", y es un valor porcentual entero. La desviación del 95-105% puede ser interpretada como un comportamiento normal, donde la placa base respeta las especificaciones de AMD. Cualquier cosa fuera de este rango podría indicar un aumento de potencia a nivel de la placa madre diseñado para maximizar el rendimiento incluso de los procesadores que los usuarios prefieren que funcionen a velocidades de stock, reduciendo así su vida útil o repercutiendo en un aumento de las temperaturas.

vía: TechPowerUp

Artículos relacionados