El SSD Liqid Element LQD4500 es puesto a prueba, casi 3x veces más rápido que SSD de la PlayStation 5

A mediados de 2019 conocíamos el Liqid Element LQD4500, un espectacular SSD que aprovechaba la interfaz PCI-Express 4.0 x16, aunque lo más impresionante de todo es que en su interior nos topábamos con nada menos que 4x controladoras Phison PS5016-E16 trabajando al unísono gracias a un firmware personalizado capaz de gestionar hasta 32 TB de memoria 3D TLC NAND Flash, lo que se traduce en unas velocidades secuenciales de lectura y escritura de hasta 24.000 MB/s (24 GB/s) con una lectura y escritura aleatoria 4K de 4.000.000 de IOPS.

El Liqid Element LQD4500 llega únicamente en un formato FHFL, y esto se debe a monta un generoso disipador de aluminio que cubre al completo el PCB de la unidad para su correcta refrigeración, todo ello ocupando una única ranura PCI y generando un consumo de 65W, por lo que requiere de un conector PCI-Express de 6 pines para su alimentación.

Liqid Element LQD4500

Ahora gracias a Linus Tech Tips conocemos que en su interior hay 8x puertos M.2 donde podremos instalar los SSDs que queramos hasta alcanzar el límite de rendimiento de 24 GB/s, lo que se traduce en ser casi 3x veces más rápido que el SSD de la PlayStation 5 (9 GB/s), que a fin de cuentas es el SSD más rápido del mercado, ya que en PC el más rápido alcanza los 5 GB/s por limitación de la controladora.

En aplicaciones reales, se tradujo en reproducir un vídeo 4K con un bitrate de 500 Mbps de forma super fluida, lo que se equivale a mover un vídeo que tiene 20x veces mayor calidad de visión respecto al 4K que ofrece por streaming Netflix. Incluso con numerosos vídeos 4K simultáneos, el SSD permitía una perfecta fluidez, moviendo una cantidad de datos 250x veces más alta de la ofrecida por los 4K de Netflix. Unos números impresionantes.

Artículos relacionados