El Intel Core i7-1165G7 (Tiger Lake) reaparece en 3DMark haciendo frente al AMD Ryzen 7 4800U

El Intel Core i7-1165G7 (Tiger Lake) reaparece en 3DMark haciendo frente al AMD Ryzen 7 4800U

Hoy volvemos a toparnos con un nuevo duelo entre el Intel Core i7-1165G7 y el AMD Ryzen 7 4800U, salvo que esta vez la diferencia de rendimiento es mucho menor entre ambas CPUs, lo que se traduce en una mejora de rendimiento para la CPU de Intel.

Hay que recordar que el procesador de alta gama para portátiles de la 11ª Generación Intel Core ofrece 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento Willow Cove @ 10nm a una frecuencia Base/Turbo de de 2.80/4.40 GHz junto a unos gráficos Intel Xe con un TDP de 28W. Este procesador se volvió a ver las caras con el AMD Ryzen 7 4800U, con 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento bajo la microarquitectura Zen2 @ 7nm con unas frecuencias Base/Turbo de 1.80/4.20 GHz, unos gráficos Radeon Vega 8 y un TDP de 15W.

Core i7-1165G7

Siendo rápidos y directos, las conclusiones son fáciles de sacar, y es que la CPU de Intel arrojó en el 3DMark 11 una puntuación para la CPU de 11879 puntos frente a los 11917 puntos alcanzados por el AMD Ryzen (0,32% de diferencia de rendimiento), mientras que en el apartado gráfico los Intel Xe se llevaron el gato al agua con una puntuación de 6912 vs 6121 puntos, lo que se traduce en una diferencia de casi un 13%.

Ahora podemos hacer muchas lecturas, y es que 4 núcleos Willow Cove @ 10nm equivalen a 8 núcleos Zen2, pero claro, la CPU de Intel lo hace casi con el doble de TDP, con unas frecuencias más altas, y claro, donde hay una mayor mejora de rendimiento, en los gráficos, estamos comparando unos Intel Xe que aún no han salido con una arquitectura Vega con 3 años de antigüedad. A eso se le suma que el 3DMark 11 no escala bien al añadir más núcleos, así que cada uno puede sacar la conclusión que quiera. Seas azul o rojo, puedes coger cualquier dato y darle la vuelta para tu interés.

vía: @rogame

Artículos relacionados