El Core i7-1165G7 (Tiger Lake) pierde estrepitosamente contra el Ryzen 7 4800U en 3DMark Night Raid

El Core i7-1165G7 (Tiger Lake) pierde estrepitosamente contra el Ryzen 7 4800U en 3DMark Night Raid

Si ayer veíamos al Intel Core i7-11657 enfrentándose de tú a tú al AMD Ryzen 7 4800U, parece que el 3DMark 11 ha inflado bastante la puntuación de la CPU Tiger Lake @ 10nm de Intel, y es que su rendimiento es bastante pésimo al lado de la opción de AMD cuando se ha paseado por el 3DMark Night Raid, un benchmark específico para gráficos integrados en equipos Windows 10 bajo la API DirectX 12.

Hay que recordar que el procesador de alta gama para portátiles de la 11ª Generación Intel Core ofrece 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento Willow Cove @ 10nm a una frecuencia Base/Turbo de de 2.80/4.40 GHz junto a unos gráficos Intel Xe con un TDP de 28W. Este procesador se volvió a ver las caras con el AMD Ryzen 7 4800U, con 8 núcleos y 16 hilos de procesamiento bajo la microarquitectura Zen2 @ 7nm con unas frecuencias Base/Turbo de 1.80/4.20 GHz, unos gráficos Radeon Vega 8 y un TDP de 15W.

Core i7-1165G7

Vamos a lo que interesa, el Intel Core i7-1165G7 ofreció una puntuación de 9201 puntos para la CPU frente a los 10299 puntos (+11,9%) que alcanzó el AMD Ryzen 7 4800U o los 12150 puntos (+32,1%) de un AMD Ryzen 7 4800HS. Aquí aguantó el tipo, recordando que tiene la mitad de núcleos.

En lo que respecta a gráficos, ya es bochornoso, y es que los Radeon RX Vega 8 duplican su rendimiento en el primer test gráfico y casi los triplica en la segunda prueba, es decir, que si bien la Intel Xe de Tiger Lake alcanzó los 27,79/32,05 FPS, la iGPU de AMD alcanzó los 64,63/89,41 FPS.

vía: @TUM_Apisak

Artículos relacionados