Microsoft añade una gran cantidad de problemas a los equipos que actualizaron a Windows 10 (2004)

Siempre es bien sabido que cuanto más atrasemos una actualización de Windows 10 mejor es, y una nueva prueba de ello la encontramos con la nueva Actualización de Mayo (2004), donde finalmente Microsoft ha reconocido que los sistemas que actualizaron el sistema operativo a la versión más reciente han comenzado a presentar numerosos problemas. En concreto, Microsoft llega a listar 11 problemas conocidos, de los cuales 10 de ellos están siendo investigados y 1 ya ha sido mitigado.

El único problema mitigado es es que la herramienta DISM (Deployment Image & Servicing Management) podía informar incorrectamente de que la corrupción en el almacén de componentes seguía presente después de la reparación/restauración.

Parche Windows 10 740x493 0

Por arreglar, está que el Variable Refresh Rate (VRR) no funciona en los equipos que empleen un procesador Intel con gráficos integrados; dificultad para conectar más de un dispositivo Bluetooth; error o problemas durante o después de la actualización de los controladores de sonido con Conexant ISST; errores o problemas durante o después de la actualización de controladores de audio Conexant o Synaptics; problemas al usar el ImeMode para controlar el IME (Input Method Editor); error al conectar o desconectar un dock Thunderbolt; error o reinicio inesperado e algunos dispositivos que usan la característica Always On o Always Connected; problemas de uso con el ratón en juegos o aplicaciones que usen el Game Input Redistributable; problemas a la hora de encender o actualizar un dispositivo cuando los servicios askfridge.sys o aksdf.sys están presentes; problemas cuando se usan unos controladores gráficos de Nvidia antiguos (358.00 hacia abajo).

Como podemos observar, Windows 10 (2004) trae una gran cantidad de problemas, siendo lo más extraño por qué Microsoft lanza una actualización del sistema operativo con una lista de problemas conocidos que no fueron abordados antes de lanzarse a sus prácticamente 1.000 millones de usuarios. Así que ya sabéis, estas granes actualizaciones son recomendadas instalarlas, al menos, como mínimo, dos meses después de su lanzamiento para estar libres de problemas, salvo que se incluya una actualización o característica de vital importancia que te obligue a su actualización, claro.

Artículos relacionados