El Intel Core i9-10900K con delid y un compuesto térmico de metal líquido es hasta 10ºC más fresco

El overclocker alemán der8auer ha sido uno de los primeros en realizar un 'delidding' a un procesador Intel Core i9-10900K, lo que no solo le permitió comparar las dimensiones del die respecto a sus predecesores, sino también comprobar lo que siempre sucede con los procesadores Intel, y es ver que sucede a nivel de temperaturas emplear un compuesto térmico de alto rendimiento.

Para comenzar, el die de 10 núcleos 'Comet Lake' tiene un tamaño de 206,1 mm2, que son 25,8 mm2 menos respecto a su predecesor directo, el Coffee Lake Refresh de 8 núcleo, el Intel Core i9-9900K, o 52,5 mm2 menos que el Coffee Lake Core i7-8700K de 6 núcleos y 12 hilos. Con este escalado en el tamaño, sobre todo en el espesor del die, Intel tendría prácticamente imposible incorporar 12 núcleos en su interior, a menos que crucen los dedos y también quitaran la iGPU a nivel de hardware, algo que no es que salga rentable con los Rocket Lake a la vuelta de la equina.

die Core i7 8700 vs Core i9 9900K vs Core i9 10900K 1 740x376 0

Uno de los detalles más interesantes indica que está en el propio IHS, encapsulado de la CPU, donde indica unos ángulos de 45º en cada, desconoce el motivo, pero deja claro que no hay ninguna razón técnica en este movimiento. Por otro lado, pese a usar una soldadura TIM para mejorar las temperaturas, estas son mejores al añadir una capa de compuesto térmico de alto rendimiento en forma de metal líquido, lo que puede mejorar la temperatura del procesador en hasta 10ºC, casi nada.

Debido a que la mejora fue muy superior a la esperada, tras una segunda prueba de forma consecutiva la mejora fue de hasta 9ºC, estando la media de mejora en los 6,6ºC, lo que sigue siendo una notable mejora en la temperatura, y más en una CPU de alto rendimiento como esta donde cada grado cuenta.

Artículos relacionados