Apple es condenada a pagar 10M€ en Italia por perder la demanda de los iPhone ralentizados

Apple ha sido obligada a pagar en Italia una multa de 10 millones de euros, y es que la compañía perdió la conocida demanda en la que los iPhones sufrieron una pérdida de rendimiento de forma deliberada.

Para la historia completa tenemos que remontarnos al año 2018, donde se descubrió que la compañía, con el sistema operativo iOS 10.2.1, capó deliberadamente el rendimiento de los dispositivos antiguos para que su funcionamiento fuera más lento de lo debido. Según la compañía, era una forma de proteger a los usuarios debido a que la batería de los dispositivos ya ofrecía una menor autonomía, y para que esta autonomía se mantuviera, no se le ocurrió una mejor forma que, sin anunciar a los usuarios, se redujo la velocidad de funcionamiento del SoC de 1,84 GHz a 600 MHz, es decir, que tras la actualización el dispositivo tenía una tercera parte del rendimiento original.

apple bateria iphone 740x416 0

Cuando se ponía una batería nueva, el móvil funcionaba a la perfección, por lo que en realidad Apple incorporaba una actualización que forzaba a los usuarios a comprar un smartphone de nueva generación haciéndoles creer que su dispositivo estaba obsoleto. Sin esta actualización, ocurriría lo de siempre, la autonomía dura menos y el usuario ya decide si sustituir la batería, comprar una Power Bank, etc, algo mucho menos rentable que capar el rendimiento del dispositivo y forzarles a actualizarlo.

"La conclusión de la AGCM de que las omisiones e insuficiente información sobre las baterías de los iPhones por parte de Apple hasta diciembre de 2017, resulta ser integrada con una práctica comercial incorrecta de acuerdo con el Artículo 22 del Código del Consumidor: esta conclusión se basa en la observación de que la omisión de información divulgada, relativa a una de las principales características del producto que afectaba a su rendimiento y duración, llevó a los consumidores a cometer errores tanto en la decisión de compra como, sobre todo, en la de uso correcto y sustitución de los dispositivos iPhone", indicó la Autoridad de la Competencia en Italia, la AGCM.

A la hora de la verdad esta multa en Italia es una mera propina para la compañía, y es que si ahí tiene que pagar 10 millones de euros, ya en marzo Apple tuvo que aceptar el pago de un multa de 300 millones de dólares por el mismo problema en Estados Unidos. La multa originalmente fue realizada en el 2018, pero tras apelar y perder, han tenido que pasar dos años para que la compañía tenga que pagarla.

vía: 9to5mac

Artículos relacionados