Intel anuncia una ayuda de 50 millones de dolares para combatir el Coronavirus

Intel ha sido una de las últimas compañías tecnológicas en sumarse y ayudar a combatir al coronavirus que ya prácticamente está presente en todos los países del mundo. La compañía prometió en el día de hoy una inversión de 50 millones de dólares como respuesta ante la pandemia.

"Hoy, Intel promete 50 millones de dólares adicionales en una iniciativa de respuesta ante una pandemia para combatir al coronavirus a través de acelerar el acceso a la tecnología en el punto de atención al paciente, acelerar la investigación científica y garantizar el acceso al aprendizaje en línea para los estudiantes.

En el esfuerzo de Intel se incluye un fondo de innovación adicional para solicitudes donde el acceso a la experiencia y los recursos de Intel puede tener un impacto inmediato. Esto se suma a los anuncios previos de 10 millones en donaciones que apoyan a las comunidades locales durante este momento crítico."

Intel coronavirus 0

Tal y como indica, esta sería su segunda donación después de haber donado 10 millones de dólares a las comunidades locales. De los 50 millones de dólares, 40 de ellos financiarán las iniciativas Intel COVID-19 de respuesta y preparación y aprendizaje en línea.

Los 10 millones restantes se dividen en 1 millón de guantes, mascarillas y otros equipamientos para trabajadores de la salud, 6 millones de dólares de la Fundación Intel para los esfuerzos de ayuda en las comunidades locales y 4 millones de dólares de Intel y sus subsidiarias en todo el mundo.

Aproximadamente 40 millones de dólares financiarán las iniciativas Intel COVID-19 de respuesta y preparación y aprendizaje en línea. La Iniciativa proporcionará fondos para acelerar los avances de clientes y socios en el diagnóstico, tratamiento y desarrollo de vacunas, aprovechando tecnologías como la inteligencia artificial (IA), la informática de alto rendimiento y la prestación de servicios de borde a la nube.

A través de la iniciativa, Intel ayudará a los fabricantes de atención médica y ciencias de la vida a aumentar la disponibilidad de tecnología y soluciones utilizadas por los hospitales para diagnosticar y tratar COVID-19. La iniciativa comenzará de inmediato en las regiones con mayores necesidades en todo Estados Unidos y se expandirá a nivel mundial. La compañía también ha asignado hasta 10 millones de dólares para un fondo de innovación que respalda solicitudes de socios externos y proyectos de ayuda dirigidos por empleados, atendiendo las necesidades críticas de sus comunidades. Por ejemplo:

  • Intel está trabajando con el Consejo de Investigación Científica e Industrial de la India y el Instituto Internacional de Tecnología de la Información en Hyderabad, para implementar soluciones de cliente y servidor Intel para ayudar a lograr pruebas COVID-19 más rápidas y secuenciación del genoma del coronavirus para comprender la epidemiología y el riesgo basado en la IA. Intel también está colaborando con la Asociación Nacional de Empresas de Software y Servicios de la India para construir un ecosistema de aplicaciones y un back-end multinube para permitir diagnósticos COVID-19 a escala poblacional, predecir brotes y mejorar la gestión y administración de la atención médica.

  • La plataforma Sickbay de Medical Informatics Corp. (MIC), impulsada por la tecnología Intel, es una solución que puede convertir camas en camas UCI virtuales en minutos, ayudar a proteger a los trabajadores de cuidados críticos del riesgo de exposición con distanciamiento clínico y expandir su capacidad de atención Hace semanas, el Hospital Metodista de Houston implementó Sickbay para su vICU y pudo aprovecharlo en un día para respaldar el monitoreo de sus pacientes con COVID-19 y permitir que sus proveedores de atención monitoreen a los pacientes de forma virtual sin arriesgar la exposición en las salas de la UCI.

  • En el Reino Unido, Intel está trabajando con Dyson y la firma de consultoría médica TTP para suministrar FPGA para CoVent, un nuevo respirador diseñado específicamente en respuesta a la solicitud de ayuda del gobierno del Reino Unido. El respirador está pendiente de aprobación regulatoria y está diseñado para ser montado en la cama.

Artículos relacionados