Un Intel Xeon E3-1275 v6 puede ser hasta 11x veces más lento tras mitigar la vulnerabilidad LVI

Ya tenemos los primeros datos en torno a la mitigación de la vulnerabilidad Load Value Injection (LVI) que afecta a los procesadores de Intel, y las pérdidas de rendimiento para solventar el problema son enormes, ya que en algunos casos el procesador puede ser hasta 10x veces más lento respecto a su rendimiento original en tareas específicas, mientras que la media de rendimiento en otras tareas puede rondar entre el 10 y 50%.

Las primeras pruebas se han hecho con un Intel Xeon E3-1275 v6 de 4 núcleos y 8 hilos @ 3.80/4.20 GHz bajo el sistema operativo Ubuntu 20.04, algo lógico teniendo en cuenta que es una CPU para uso profesional.

Intel Xeon 740x504 0

En el software de benchmarking de funciones digest SMHasher, perdió un 10% de rendimiento, pero dependiendo del algoritmo utilizado, tenemos una pérdida de rendimiento de hasta un 400%. Con FFTW, la pérdida de rendimiento es de un 8.6%. En cargas de trabajo científicas, como MrBayes y HMMer, existe una enorme pérdida de rendimiento de hasta un 600-1000%. En el primer benchmark pasamos de terminar la prueba en 80 segundos sin mitigaciones a 865,30 segundos con las mitigaciones.

SMHasher 740x456 1 MrBayes 740x470 2

En el simulador de moléculas dinámicas LAMMPs, tenemos otra enorme pérdida de rendimiento de más de un 1000%. Con cargas criptográficas con Botan, tenemos otra notoria pérdida de rendimiento, ya que sin mitigaciones tenemos 11x veces más rendimiento.

LAMMPS 740x459 3

Y así, con todo, con John The Ripper (MD5) tenemos pérdidas de un 10% de rendimiento, codificando/descodificando perdemos, como mínimo, un 25% de rendimiento, y como máximo, sin mitigaciones 10x veces más rendimiento.

Sin lugar a dudas, añadir una mitigación implica dejar el ordenador inutilizado para realizar cargas de trabajo, por lo que compensará más cambiar a un procesador AMD Ryzen Threadripper.

vía: Phoronix

Artículos relacionados