Review: Razer Blackwidow (2019)

Razer Logo

Con nosotros tenemos hoy todo un clásico de los teclados mecánicos, el Razer Blackwidow en su última versión (2019). Se trata del modelo más exitoso de la marca californiana, el cual está disponible en distintas versiones, aunque la que hoy tenemos entre manos ofrece interruptores Razer Green Mechanical Switches y la iluminación LED Chroma, dos características que no podían faltar en la marca.

Razer Blackwidow - Oficial

Veamos las especificaciones técnicas del Razer Blackwidow:

Razer Blackwidow
Dimensiones448 x 170 x 38,8 mm (largo, ancho, alto)
Peso1.248 gramos
InterruptoresRazer Mechanical Switches Green
Durabilidad: 80 millones de pulsaciones
Tecnología Anti-Ghosting N-Key Rollover
IluminaciónRazer Chroma - 16.8 millones de colores
Configuración independiente en cada tecla
Múltiples efectos de iluminación
ConexiónCable mallado 1,8 metros con conector USB 2.0
OtrosRazer Synapse 3
Grabación de macros al vuelo

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a Razer por cedernos el teclado Razer Blackwidow para su análisis.

Embalaje y Accesorios

Razer Blackwidow - Embalaje 1

Como es habitual en la marca, el teclado Razer Blackwidow llega en una caja de cartón negra y verde que nos muestra su diseño en el frontal y principales características y especificaciones en el resto de caras. Además, una pequeña ventana nos permite probar el tacto de sus cursores, todo un detalle que puede ayudar a decidirnos en su compra.

Razer Blackwidow - Embalaje 2

Razer Blackwidow - Embalaje 3

En el interior, encontramos el teclado protegido por un marco de cartón y poliespán, así como por una tapa de plástico transparente que podemos luego usar para cubrirlo mientras no lo usamos y protegerlo del polvo.

Razer Blackwidow - Documentación

Como accesorios, únicamente incluye la guía de usuario, una tarjeta agradeciendo la compra y pegatinas con el logotipo de Razer, echándose en falta el sensacional reposamuñecas acolchado del modelo Elite.

Razer Blackwidow

Razer Blackwidow - Vista superior

Extraemos el Razer Blackwidow de todo su embalaje y nos encontramos ante un teclado elegante acabado en plástico negro rugoso, el cual ofrece unas dimensiones de 448 x 164 x 42,3 mm (largo, ancho, alto) y un peso de 1.248 gramos, ambos valores dentro de la media en modelos mecánicos, pues en su interior cuenta con un chasis metálico que le aporta robustez y aplomo sobre la mesa.

Razer Blackwidow - Teclas F1-F8

El esquema de teclas es el tradicional, con funciones extras serigrafiadas en las teclas F, tanto para uso multimedia como para la grabación de macros al vuelo (F9), activar el modo gaming (F10) o regular la intensidad lumínica (F11-F12). Además, podemos configurarlas todas a nuestro antojo desde el software Synapse 3.

Razer Blackwidow - Teclas F9-F12

Razer Blackwidow - Logo Chroma

Razer Blackwidow - Razer Mechanical Green Switches

Pero lo que realmente da genialidad al Razer Blackwidow son los interruptores Razer Mechanical Switches Green, creados por la propia marca pensando en los jugadores, a diferencia de los Cherry MX más habituales. Estos ofrecen una durabilidad de hasta 80 millones de pulsaciones e iluminación LED en 16.8 millones de colores con configuración individual para cada tecla, además de efectos predefinidos. Anotar que este modelo solo está disponible con la versión Green, las cuales tienen pequeño clic en su recorrido y son algo ruidosos, ofreciendo además tecnología anti-ghosting N-Key Rollover, es decir, podemos pulsar todas las teclas de forma simultánea y el sistema debe reconocerlas.

Razer Blackwidow - Margen frontal

Razer Blackwidow - Margen trasero

Del lado posterior parte el cable mallado que es rematado por un conector USB 2.0 en el otro extremo, tras 1,8 metros de extensión del mismo.

Razer Blackwidow - Cable

Razer Blackwidow - Base

Un último vistazo a la base nos muestra las dos patas alzadoras y las gomas que permiten un firme agarre sobre la mesa.

Pruebas

Conectamos el Razer Blackwidow a nuestro equipo y automáticamente se lanza el instalador del software Synapse 3 desde el que podemos configurar todas sus opciones. Además, desde hace un tiempo, no necesitamos una cuenta de Razer para acceder al mismo, pudiendo hacerlo como invitado, aunque no guardaremos en la nube nuestro perfil.

Razer Blackwidow - Software 1

La pestaña principal, Personalizar, nos permite dar a cada tecla la función que se nos antoje, así como funciones predefinidas y macros que creemos a nuestro libre albedrio.

Razer Blackwidow - Software 2

Razer Blackwidow - Software 3

La pestaña Iluminación permite la configuración de los efectos predefinidos o crear los nuestros propios con un potente editor que vemos a continuación de la forma más completa posible.

Razer Blackwidow - Software 4

Razer Blackwidow - Software 5

Además, podemos grabar y gestionar las macros desde un potente editor integrado en el software.

Razer Blackwidow - Pruebas

Pero es hora de centrarnos en la experiencia de usar el teclado Razer Blackwidow, ya sea para escribir sobre sus teclas o jugar. Para lo primero, decir que es un autentico placer usar los interruptores Razer Green, pues tienen el característico tacto de un teclado mecánico, aunque su sonido y tacto es ligeramente distinto de al que estamos acostumbrados en los Cherry MX. Tienen un sonido más similar al de una máquina de escribir, aunque mucho más suave, y con un tacto muy agradable al presionarlos. Se muestran excelentes tanto en juegos, con una activación rápida y precisa, como en escritura, donde incluso parecen más apropiados que los Cherry MX Red a los que estoy habituado. Mientras, en juegos, su rápida activación permite ejecutar cualquier acción sin retraso alguno, viéndose además beneficiado de la creación de macros.

Razer Blackwidow - Anti-Ghosting N-Key Rollover

Por otro lado, la tecnología Anti-Ghosting funciona a la perfección, o al menos eso hemos podido apreciar jugando y pulsando unas 4-5 teclas a la vez. Además, para comprobar si de verdad podemos pulsar una cantidad mayor de teclas no hay nada mejor que apoyar ambas manos sobre el teclado y ver cuantas teclas quedan registradas.

Respecto a la ergonomía, decir que personalmente echo en falta el reposamuñecas, un detalle que encontramos en la versión Elite, junto a otras características, y que lo hace realmente cómodo. Quizás para jugar no sea un problema, pero para escribir durante horas es realmente beneficioso.

Conclusión

Razer Blackwidow

Que el Razer Blackwidow es todo un éxito de ventas no sorprende ya a estas alturas, pues es uno de los modelos más icónicos de la marca y del mercado de teclados mecánicos en general. El uso de los excelentes Razer Mechanical Switches es todo un acierto, no teniendo nada que envidiarle a los Cherry MX o incluso mejorándolos para según qué casos, por no hablar de la iluminación Chroma que permite darle luz en 16.8 millones de colores a cada una de las teclas. Cierto es que en su versión inicial ofrecía teclas macros, aunque la posibilidad de mapear todas sus teclas y asignarles macros les resta algo de necesidad, quedando a nuestra disposición la versión Elite si buscamos algunas teclas multimedia dedicadas.

Podemos encontrarlo a la venta en tiendas como Amazon o PcComponentes por unos 100 euros, un precio que ha ido reduciendo desde su lanzamiento, siendo ahora realmente atractivo para las prestaciones que ofrece.

 

Principales ventajas
+Interruptores mecánicos Razer Green de altísima calidad
+Excepcionales posibilidades de iluminación (Chroma)
+Anti-Ghosting N-Key Rollover
Aspectos Negativos
-No incluye reposamuñecas
-Sin teclas macro/multimedia dedicadas
Otros Aspectos
*Software de configuración Razer Synapse 3

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al teclado Razer Blackwidow.

Galardón de Oro

Artículos relacionados