PlayerUnknown’s Battlegrounds: De la fiebre de los Battle Royale a las altas Tasas de Refresco

PlayerUnknown's Battlegrounds (PUBG) se estrenó en el año 2016, y fue sin lugar a dudas el culpable de la moda, tan rentable moda, de los juegos de género Battle Royale, y un claro ejemplo lo tenemos con un Call of Duty: Warzone que superó la barrera de los 30 millones de jugadores en apenas 10 días.

Además del género Battle Royale, >PlayerUnknown's Battlegrounds demostró la importancia de las altas tasas de refresco. Hasta entonces, lo normal esta tener los rigurosos y rocosos 60 FPS, pero imitando los pasos del CS:GO, se demostró que reducir la calidad visual y disparar los frames era un nuevo arma a favor de los jugadores, y es que cuantos más frames, menor latencia, lo que traducimos en poder ver y reaccionar antes que nuestros enemigos, aunque claro, el propio jugador será el encargado de traducir esa ventaja obtenida en una realidad, de ahí la rápida llegada de paneles con tasas de refresco de 120 y 144 Hz, los cuales ya son esenciales para los juegos de competición.

 

Obviamente, no es tener un monitor de 144 Hz y "¡pum, chocapic!", y es que se necesita una GPU capaz de conseguir alcanzar los 144 FPS para obtener estos beneficios. Ya nombramos la latencia para reducir el tiempo de actuación, pero una mayor tasa de frames también permite ofrecer unas animaciones más suaves y fluidas. En un juego, esto se traduce en que los movimientos de nuestro enemigo corriendo serán más fluidos, lo que permitirá seguir mejor sus movimiento con la mirilla de tu arma para darle caza

 

PlayerUnknown's Battlegrounds es quizás un ejemplo muy agresivo, y es que estamos ante un juego que requiere muchos recursos debido a los enormes mapas que dan cobijo a 99 jugadores que nos harán frente. Y claro, el mapa no está vacío, está lleno de árboles, edificios, vehículos, objetos y recoge las acciones de cada jugador, es por ello que PUBG Corp., desarrolladora del título, recomienda, como mínimo, una Nvidia GeForce RTX 2060 para tener unos 144 FPS estables, y recomienda Nvidia debido a la colaboración existente entre ambas compañías.

Rendimiento de PUBG con una GeForce RTX 740x329 0

La compañía también ha preparado el juego para adaptarlo a los usuarios aún más exigentes que quieran alcanzar los 240 FPS, aunque claro, para algo así es recomendado un Intel Core i9-9900K junto a una Nvidia GeForce RTX 2070 para que esto sea una realidad,. Siempre se puede realizar algún ajuste gráfico a la baja, como sombras, filtros, calidad de texturas o el terreno, y así no requerir tanto músculo gráfico. En caso de no ser así, ya se necesitará una GeForce RTX 2080 o GeForce RTX 2080 Ti para aunar alta calidad visual y de frames, aunque claro, en los Battle Royale, como shooters en general, se prefiere disminuir la calidad visual a razón de una mayor fluidez., es por ello que incluso con la GPU tope de gama de la compañía tendrás que realizar ajustes para alcanzar los 240 Hz.

Obviamente, hablamos de resoluciones de 1920 x 1080 píxeles, y uno de los grandes trucos para mejorar aún más el rendimiento si estamos limitados es ir al panel de control del juego y escoger una Escala de Renderización del 90%. Eso sí, se pierde calidad, pero hay un truco para añadir algo de nitidez para compensar el escalado que verás a continuación. Y con esto y un bizcocho a jugar el PUBG y... ¿matar a mínimo 8?.

Compensar la bajada de calidad al disminuir el escalado de renderizado:

  • Abre el panel de control de Nvidia (haz clic con el botón derecho del ratón en el escritorio, selecciona Panel de control Nvidia)
  • >Seleccione "Gestionar ajustes 3D".
  • Seleccione "Configuración del programa".
    • Desmarca "Mostrar sólo programas encontrados en este ordenador"
    • Seleccione los dos “Playerunknown’s Battlegrounds”
  • Activar la nitidez de la imagen con la configuración predeterminada.

Configuración grafica PUBG 1

Artículos relacionados