Review: Kolink VOID

Kolink Logo

Kolink es una marca que poco a poco se quiere ir abriendo camino en nuestro país y modelos como la Kolink VOID pueden ayudarle a conseguirlo, pues ofrece un diseño original y atractivo a la vez que un precio realmente competitivo.

Kolink VOID - Oficial

Veamos para comenzar la review sus especificaciones técnicas:

Kolink VOID
FormatoSemitorre / ATX
Dimensiones400 x 190 x 430 mm (alto, ancho, profundo)
Peso5,9 kg
MaterialesChasis de acero
Frontal de plástico
Lateral principal de cristal templado
Bahías2 x 3,5/2,5 pulgadas
2 x 2,5 pulgadas
RefrigeraciónFrontal: 3 x 120 mm
Superior: 2 x 120 mm
Trasero: 1 x 120 mm (incluido)
Radiadores CompatiblesFrontal: 240/120 mm
Trasero: 120 mm
Ranuras expansión7 slots
Conectores2 x USB 3.0
2 x USB 2.0
2 x Jack 3.5 mm (auriculares y micrófono)
CapacidadDisipador: hasta 160 mm
Gráficas: hasta 310 mm
Fuente de alimentación: ATX hasta 180 mm
OtrosIluminación LED ARGB frontal

Antes de comenzar la review, queremos dar las gracias a CaseKing por cedernos esta caja para su análisis.

Embalaje y Accesorios

Kolink VOID - Embalaje

La Kolink VOID viene en una caja de cartón neutro mostrando su diseño en líneas y sus especificaciones técnicas, quedando en su interior protegida por un marco de corcho y una bolsa de plástico, mientras que el kit de accesorios se compone únicamente de la tornillería y gomas antivibraciones.

Kolink VOID - Accesorios

Kolink VOID - Exterior

Kolink VOID - Encendida

Una vez desembalamos al completo la Kolink VOID, nos encontramos ante una compacta semitorre con unas dimensiones de 400 x 190 x 430 mm (alto, ancho, profundo) y un peso en torno a 5,9 kg. Si tenemos en cuenta la porción de peso del cristal lateral, es un chasis bastante ligero que denota la delgadez del acero que lo forma.

Kolink VOID - Frontal encendido

La seña de identidad de la Kolink VOID está en su frontal, pues combina el plástico negro con una zona en forma de V que aporta efecto de espejo infinito con la iluminación ARGB de su interior. Es un efecto bastante conseguido y que le da un aspecto muy singular, dejando en la zona inferior del frontal una zona ligeramente enrejada para la entrada de aire a los ventiladores.

Kolink VOID - Detalle frontal espejo infinito

Kolink VOID - Lateral principal

Como ya es habitual en cualquier chasis moderno, el lateral principal está cubierto por completo por un cristal templado tintado que deja entrever el interior del equipo, así como la iluminación del ventilador trasero ARGB incluido. Mientras, la tapa secundaria es metálica y completamente cerrada.

Kolink VOID - Lateral secundario

Kolink VOID - Lateral trasero

Por su parte, el lado posterior, ofrece la fuente de alimentación en posición inferior, 7 tapas de slots de expansión de un solo uso, por lo que debemos tener cuidado al retirarlos de no quitar el que no es, pues entonces nos quedará abierto. Destacar eso sí que el ventilador de 120 mm puede ser regulado en altura.

Kolink VOID - Lateral superior

La cara superior es de acero y está ligeramente agujereada con un patrón muy original que tiene poco sentido, pues apenas permite el flujo de aire y elimina la necesidad del propio filtro de polvo.

Kolink VOID - Conectores

Eso sí, en la zona más adelantada ofrece dos parejas de puertos USB 3.0/2.0 junto a la tradicional pareja de jacks de 3,5 mm para auriculares y micrófono, así como el botón de encendido y otro que permite controlar los modos de la iluminación o usarlo como reset si esta la controlamos desde el software de nuestra placa base.

Kolink VOID - Lateral inferior

La base cuenta con un filtro antipolvo para la zona de la fuente de alimentación, quedando el chasis apoyado sobre 4 patas de plástico remadas por tiras de espuma para evitar transferir vibraciones a la mesa y/o arañarla.

Kolink VOID - Interior

Kolink VOID - Interior - Lado principal

Tras retirar las tapas laterales, comenzamos a echar un vistazo en el interior de la Kolink VOID desde el lateral principal, donde vemos cómo podemos instalar una placa base ATX. Sobre ella, podemos instalar un disipador de hasta 160 mm de altura y gráficas de hasta 310 mm de longitud, por lo que solo estaríamos limitados en los modelos más exagerados del mercado.

Kolink VOID - Interior - Carenado de la fuente de alimentación

Como es habitual en cualquier chasis moderno, la zona de la fuente de alimentación queda casi completamente carenada, pudiendo instalar sobre el mismo dos unidades de 2,5 pulgadas y una unidad de 3,5 pulgadas gracias a las gomas antivibraciones incluidas, las cuales permiten el fácil montaje.

Kolink VOID - Interior - Lado frontal

El lado frontal permite la instalación de 3 ventiladores de 120 mm, así como de un radiador dual de 240 mm, pero no permite uno triple ya que chocaría con los cables superiores, por muy poco. Cierto es que podríamos verlo como un aspecto negativo, pero en un chasis de su precio nadie debe pensar en instalar una liquida triple, por lo que no lo es tanto. Eso sí, echamos en falta un filtro antipolvo para los mismos, pues el aire que entre de la zona inferior puede ensuciarlos.

Kolink VOID - Interior - Lado frontal exterior

Kolink VOID - Interior - Lado superior

Desde el lado interno vemos mejor el patrón de la tapa superior, el cual permite el paso de algo de aire, pero no demasiado. Permite eso si instalar una pareja de ventiladores de 120 mm, pero no un radiador ya el conjunto chocaría con los disipadores de la placa base.

Kolink VOID - Interior - Lado posterior

También desde el interior podemos ver mejor el ventilador de 120 mm con iluminación ARGB incluido, así como las tapas de los 7 slots de un solo uso.

Kolink VOID - Interior - Lado secundario

Giramos la semitorre vara ver como en el lado posterior tenemos buen espacio para organizar el cableado en la zona izquierda, pero no mucho tras la placa base, por lo que debemos ser cuidadosos al organizarlo.

Kolink VOID - Interior - Zona fuente de alimentación

En la zona inferior podremos instalar una fuente de alimentación ATX de cualquier tamaño si no usamos la bahía de 3,5/2,5 pulgadas que encontramos en la propia base, quedando limitada a 180 mm en caso de necesitarla. No es tampoco un problema, pues la mayoría de modelos no superan los 150-160 mm de profundidad.

Conclusión

Kolink VOID

La Kolink VOID es uno de esos chasis en los que prima ante todo la estética, pues lo mejor del mismo es el frontal con efecto de espejo infinito en forma de V gracias a la iluminación LED ARGB. Lo demás, sigue las líneas de diseño modernas con el lateral principal de cristal templado tintado, la fuente de alimentación carenada y un interior bastante minimalista.

Permite instalar un radiador dual en el frontal y hasta 6 ventiladores, aunque la entrada de aire esta algo limitada tanto por el frontal como la tapa superior casi completamente cerradas, por lo que mejor no montar equipos con un alto TDP para no crear un horno. Esto no significa que un equipo de gama media-baja, a los que va destinado este chasis, tengan problemas de temperatura, por mucho que algunos se empeñen en que el frontal deba ser de rejilla sí o sí.

Podemos encontrarla a la venta en Coolmod por 44,95 euros, un precio realmente atractivo si nos encanta su frontal, aunque con mucha competencia en su rango de mercado.

Principales ventajas
+Excelente diseño frontal con efecto espejo infinito en forma de V
+Iluminación LED ARGB en frontal y ventilador trasero
+Correcta capacidad para disipador (160 mm) y gráficas (310 mm)
+Admite radiador dual frontal y hasta 6 ventiladores
+Fuente de alimentación carenada
+2 bahías de 3,5/2,5 pulgadas + 2 bahías de 2,5 pulgadas
Aspectos Negativos
-Frontal y tapa superior muy restrictivos
-Tapas de slots de un solo uso, aunque normal en su gama
Otros Aspectos
*Solo incluye el ventilador trasero
*Admite fuentes de alimentación ATX de hasta 180 mm

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al chasis Kolink VOID.

Galardón de Oro

Artículos relacionados