Intel permitirá sumar la potencia de la iGPU con las GPUs dedicadas con Multi-Adapter

Intel realizó una presentación exclusiva dedicada a su tecnología Multi-Adapter, que te lo resumimos de forma rápida y sencilla: aprovechar la API DirectX 12 para poder sumar el potencial de la iGPU incluida en sus procesadores con sus futuras gráficas dedicadas, e incluso con los gráficos de AMD y Nvidia.

La principal diferencia es que los procesadores tope de gama de la compañía incluirán unos gráficos integrados Intel Xe, mientras que las CPUs AMD Ryzen no incluyen gráficos integrados, por lo que poco sentido tiene ahorrar costes en comprar una APU para luego adquirir una GPU dedicada e intentar sumar la potencia de la iGPU cuando la propia APU de 4 núcleos nos causará cuello de botella en los juegos más exigentes.

Intel Multi Adapter 1 740x416 0 Intel Multi Adapter 2 740x416 1

Esto lo podríamos resumir en una especie de imaginario Intel Core i9-11900K con 8 núcleos y 16 hilos con núcleos Willow Cove (los mismos que Tiger Lake; una Gen por encima de Sunny Cove de los Ice Lake), con una iGPU Intel Xe que podría ofrecer, por ejemplo, 2 TFLOPs de potencia, lo que significa poder aumentar esos 2 TFLOPs de potencia a la gráfica dedicada de nuestro equipo, y es que en la actualidad la iGPU no tiene ningún cometido importante en los equipos de sobremesa.

Con la API DirectX 12, Microsoft introdujo la especificación Explicit Multi-Adapter, que en esencia permitió a los motores gráficos enviar el tráfico de renderizado a cualquier combinación o marca de GPU que admita la API dando un empujón extra de rendimiento a una única GPU, aunque claro, ni AMD ni Nvidia sacaron partida a esta tecnología, y es que a la hora de la verdad existen muy pocos juegos DirectX 12 que lo soporte.

Intel Multi Adapter 3 740x416 2

Para solventar este gran inconveniente, Intel desarrolló un sencillo código para que los desarrolladores de motores gráficos integraran esta nueva tecnología, con código para crear recursos de los adaptadores cruzados, pilas compartidas y recursos.

La presentación también incluye ejemplos de cómo aprovechar la computación asíncrona y obtener las rutas de renderizado y computación ligeras para trabajar con la menor latencia posible. Intel también desarrolló un código para la sincronización de los adaptadores cruzados, llamado Intel Command Queue Throttle. Este código asegura el rendimiento y un bajo tiempo de latencia entre cada frame cuando la carga es inconsistente entre la iGPU y la dGPU.

Intel Multi Adapter 4 740x416 3

Intel propuso una especialización del enfoque Explicit Multi-Adapter, en el que las unidades de ejecución de la iGPU están hechas para procesar varios elementos de bajo ancho de banda tanto durante la etapa de renderizado como en la de posprocesamiento, como por ejemplo, Occlusion Culling, IA, física del juego, etc. El método de Intel aprovecha los recursos compartidos de los gráficos cruzados que se encuentran en la memoria del sistema (memoria principal), y el cálculo asíncrono D3D12, que crea colas de procesamiento separadas para el renderizado y el cálculo.

Intel Multi Adapter 5 740x416 4

Todos los controladores de gráficos actuales de Intel incluyen compatibilidad con la extensión. Intel señala que su método puede utilizarse para varios tipos de tareas de cálculo asíncrono, como sombras, IA, deformación de mallas/mallado y física. Es decir, que incluso una CPU actual de Intel con una iGPU Gen9 o Gen11 podría dar algo de rendimiento extra a nuestro sistema, aunque claro, esto será mucho más rentables en equipos portátiles.

Imagidar en el futuro una iGPU Intel Xe dando un impulso extra a una Nvidia GeForce MX 250, permitiendo así que las GPUs de gama baja y media sean más eficientes en lo que respecta a los videojuegos. Por otro lado, en sobremesa, ya no solo habría que mirar rendimiento de la CPU, sino qué mejora de rendimiento aporta a la GPU.

vía: TechPowerUp

Artículos relacionados