Intel: «Los reguladores antimonopolio de Europa se equivocaron con nosotros»

Intel no olvida, y es que la compañía indicó que los reguladores antimonopolio de Europa se equivocaron en el año 2009, cuando le obligaron a pagar 1.060 millones de euros a AMD tras unos "incentivos" a los principales fabricantes de ordenadores como Dell, HP, NEC o Lenovo para que únicamente hicieran uso de procesadores Intel. El Tribunal General de la Unión Europa (TGUE) deliberó sobre la conveniencia de esta multa y luego dictó una sentencia adversa contra Intel en 2014.

Esta decisión, sin embargo, fue impugnada en el TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea) - el más alto tribunal del país - que no estaba de acuerdo con el veredicto original e instruyó al Tribunal General en 2017 para reexaminar el caso. Específicamente, el Tribunal General tenía la tarea de averiguar si los descuentos de exclusividad ofrecidos por Intel realmente perjudicaban a la competencia, es decir, a AMD.

AMD e Intel 0

Como parte de los procedimientos en curso, el abogado de Intel, Daniel Beard, dijo a los cinco jueces que la decisión de la Comisión Europea de imponer una multa a Intel era fundamentalmente errónea, argumentando que:

"La Comisión o bien tomó un enfoque equivocado en su decisión o llevó a cabo una prueba de 'competidor tan eficiente' (AEC) y se equivocó."

Hay que tener en cuenta que la prueba del "competidor tan eficiente" (AEC) tiene por objeto determinar, mediante un análisis económico, la eficiencia del competidor marginado por las presuntas prácticas anticompetitivas. Los organismos reguladores de la Unión Europea tienen una opinión poco favorable de que una empresa dominante intente dejar de lado a un competidor igual de eficiente o más eficiente. Sin embargo, si se determina que la competencia es menos eficiente que la empresa dominante, los reguladores no suelen iniciar una persecución.

La Asociación para la Tecnología Competitiva apoya a Intel en este asunto, mientras que el organismo de consumidores francés apoya a la Comisión. Es probable que el próximo año se emita un juicio. Aún así, la parte perdedora conserva el derecho de apelar el veredicto en el TJUE, y eso es lo que ha hecho Intel, por lo que esos 1.060 millones de euros aún no han llegado a AMD.

Si quieres conocer más al detalle lo que sucedió, te dejamos el siguiente artículo: Intel sigue esquivando pagar a AMD los 1.060 millones de euros que le debe.

vía: Wccftech

Artículos relacionados