Neil Young: «El MacBook Pro es un pedazo de mierda, tiene la misma calidad que un juguete de Fisher-Price»

Parece que los MacBook Pro ya no gustan ni al sector principal al que estaba orientado, los profesionales, o al menos es la clara conclusión que sacamos del músico Neil Young, el cual, junto a su ejecutivo tecnológico, Phil Baker, siempre se encuentran buscando lo mejor de la industria para facilitar a los consumidores escuchar contenido de alta fidelidad, hasta el punto que el 2015 lanzaron su reproductor de música de alta resolución Pono, alegando que los reproductores MP3, como el iPod, y el software como iTunes, estaba plagado de sonido comprimido y no era similar a la calidad de captura original.

Neil Young 740x416 0

En una entrevista para The Verge, Neil Young se mostró muy indignado con con la calidad de su última adquisición, el MacBook Pro de 16 pulgadas, del cual criticó la calidad de los altavoces integrados en el equipo, de la misma calidad que un juguete de Fisher-Price, y haciendo daño diciendo que este equipo era un pedazo de mierda.

"Es un pedazo de mierda. ¿Estás bromeando? Esa es la calidad de Fisher-Price. Es como el Capitán Canguro, tu nuevo ingeniero. ¿Un MacBook Pro? ¿De qué estás hablando? No puedes sacar nada de esa cosa. La única manera de sacarlo es si lo pones dentro. Y si lo metes, no puedes sacarlo porque el DAC no sirve en el MacBook Pro. Así que tienes que usar un DAC externo y hacer un montón de cosas para compensar los problemas que tiene el MacBook Pro porque no tienen como objetivo la calidad. Están dirigidas al consumismo.

Eso es lo que me dijo Steve Jobs. Me dijo exactamente eso: "Estamos haciendo productos para los consumidores, no de calidad". Así que no quieren calidad de audio. No quieren perder mucho tiempo en eso. La calidad de audio - para tu referencia y para cualquiera que esté escuchando - es más profunda que la calidad visual.

Puedes mirar las cosas, lo que sea que estés viendo en una foto, y pensar que estás viendo todo con una alta resolución. Pero la verdadera dimensión del audio es tan profunda, y hay tantos datos allí si quieres capturar todo - en el eco, la suavidad, el volumen y la diferencia a medida que las cosas se descomponen y se hacen más y más pequeñas a medida que desaparecen. Eso es parte de la belleza del sonido, y la belleza de la música basada en eso es que puedes escuchar todos los detalles.

Ahora, cuando hablas de hacer eso en un MacBook Pro, me hace vomitar. Aquí es donde estamos".

Artículos relacionados