Los televisores Samsung QLED 8K serían los primeros en recibir el certificado 8K Association (8KA)

Ya estamos en 2020, y tras el 4K, este año toca incentivar unos televisores muy poco útiles, al menos en España y gran parte del globo, y hablamos de los televisores 8K. Si bien en España casi ni tenemos unos canales Full HD con buena calidad, los televisores 4K se han salvado gracias a grandes plataformas como Netflix o YouTube, donde el contenido 4K es ya nuestro pan de cada día, pero no sucede lo mismo con los 8K, donde el contenido existente se limita a algunos vídeos en forma de demostración en YouTube.

La excepción la encontramos en Japón, donde llevan meses probando algún que otro canal en 8K hasta el punto que las olimpiadas de este año se retransmitirán a tal resolución, por lo que ya se encuentran incentivando la compra de estos televisores, aunque no será hasta finales de año, con la llegada de la PlayStation 5 y la Xbox Series X, cuando la publicidad en torno al 8K se vuelva más agresiva, ya que ambas consolas prometen ejecutar contenido a tal resolución.

Samsung QLED 8K 740x407 0

A día de hoy ya existen numerosos televisores 8K a la venta, y todos ellos con precio prohibitivo, y un claro ejemplo están en Samsung, quien ya ha desplegado sus televisores QLED 8K, los cuales se espera que sean los primeros televisores certificados por la 8K Association (8KA). Este certificado garantiza que el televisor ofrece una resolución mínima de 7680 x 4320 píxeles con una luminosidad máxima de al menos 600 nits, que ofrezca conectividad HDMI 2.1 y que cumpla el estándar de compresión de vídeo HEVC (H.265).

Mientras que empresas como Samsung, Panasonic y HiSense forman parte de la 8K Association, LG, en particular, no lo es. Esto se debe a que basa sus especificaciones en base a las mediciones del Comité Internacional de Metrología de Pantalla (ICDM). Ese grupo ha ideado un test de "modulación de contraste" que muestra alternativamente líneas blancas y negras de un píxel de ancho, y luego cuenta las líneas. Cuantas más líneas aparezcan, más clara será la imagen en un televisor de 8K.

Los expertos en resolución, tanto dentro como fuera del territorio de Samsung, no necesariamente están de acuerdo con este test, y es que la medición no tiene en cuenta los datos de color y Samsung dijo que configuró sus televisores 8K no contando los píxeles en pantalla, sino mirando la imagen real. Tras ello, el ICDM tuvo que pronunciarse y suavizar las afirmaciones de LG, por lo que se viene una futura y entretenida lucha de ver quien defiende mejor su tecnología 8K.

vía: Engadget

Artículos relacionados