La NASA apaga el telescopio espacial Spitzer, el primero en ver un exoplaneta

Durante los últimos años, la NASA ha estado trabajando en el desarrollo de un nuevo telescopio espacial: el bautizado como James Webb; una herramienta que permitiese a los científicos y astrónomos de todo el mundo detectar nuevos exoplanetas que pudieran contener las características necesarias para la vida. Ahora, la agencia espacial estadounidense ya está preparada para comenzar a hacer funcionar su nuevo dispositivo, y es por ello que uno de sus antecesores, el telescopio espacial Spitzer, ha sido apagado.

NASA nebulosa Spitzer 740x416 0

El telescopio espacial Spitzer fue lanzado en agosto del año 2003, y desde entonces ha estado casi 17 años observando el universo para intentar encontrar exoplanetas. Pistas de vida. Ahora, la NASA transmitirá sus últimos datos al centro de control de la misión, desde donde la nave se apagará por completo. Durante sus años de servicio, el telescopio Spitzer ha realizado diferentes descubrimientos, y todos y cada uno de ellos, así como las misiones y otros datos interesantes, se encuentran recopilados en el Archivo de Datos de Spitzer.

NASA telescopio espacial Spitzer
Imagen de la galaxia Messier 81 tomada por el telescopio Spitzer

El Spitzer fue el último de los cuatro grandes telescopios que la NASA ha puesto en órbita, cada uno encargado de observar el universo con un tipo diferente de luz. En su caso, este telescopio espacial, llamado así en honor el astrónomo Lyman Spitzer, exploraba el universo para detectar radiación infrarroja. Uno de sus mayores descubrimientos fueron los planetas descubiertos orbitando la estrella TRAPPIST-1.

Ahora, el telescopio espacial James Webb tomará el relevo, siendo lanzado en 2021, y con una potencia 1.000 veces superior al Spitzer.

vía: Engadget

Artículos relacionados