Intel ya tiene sus SSD Optane con interfaz PCI-Express 4.0, pero ninguna placa base capaz de utilizarlo

Frank Ober, Ingeniero Técnico de Marketing en Intel, reveló nuevos detalles en torno a la próxima generación de SSDs Intel Optane conocidos como Alder Stream, los cuales emplearán la interfaz PCI-Express 4.0 y, a juzgar por la primera imagen de la unidad, serán bastante calentitos, ya que aprovecha en formato clásico de 2,5" para cubrir todo el PCB con un disipador de aluminio intentando así evitar los problemas de temperatura.

Intel Optane PCie 4.0 Alder Stream 0

Lo más curioso de todo, es que Intel siempre consigue que una buena noticia sea una mala noticia, y es que si bien ya alardea de su primer SSD PCI-Express 4.0, lo más gracioso del asunto es que ninguna de sus placas base (ni procesador), ya sea de consumo, plataforma de alto rendimiento, o servidores, ofrece compatibilidad con dicha interfaz, por lo que esa unidad es únicamente funcional en los equipos de la competencia, es decir, en aquellas placas base donde únicamente hay espacio para los procesadores AMD Ryzen 3000.

Los desarrolladores, al no tener acceso a las plataformas internas de prueba de Intel, se encuentran probando estos SSDs en equipos con CPUs AMD EPYC, Threadripper o Ryzen.

La primera oleada de SSDs Intel Optane PCI-Express 4.0 será exclusiva a los centros de datos, donde además de estrenar la nueva interfaz, aprovecharán la segunda generación de sus chips de memoria 3D XPoint.

Pese a ello, se espera que la producción de estos SSDs no arranque hasta la segunda mitad del año de 2020, que es cuando comenzarían a llegar equipos portátiles con procesadores Intel Tiger Lake @ 10nm con interfaz PCI-Express 4.0, mientras que sus variantes para equipos de sobremesa tendrán que esperar hasta principios de 2021 con los Rocket Lake, la última generación de CPUs @ 14nm de la compañía.

vía: Tom's Hardware

Artículos relacionados