Los satélites Starlink de SpaceX comienzan a dañar el cielo nocturno

La astronomía se basa en el estudio de las estrellas, de todo lo que nos rodea más allá de nuestro planeta Tierra, y para ello la clave más importante y la fuente de información vital es, paradójicamente, la oscuridad. Con un cielo nocturno, los astrónomos pueden observar el espacio, en busca de nuevos hallazgos que nos den nuevos conocimientos acerca del Sistema Solar, de nuestra galaxia, o del universo. Es por ello que uno de los principales enemigos es la contaminación lumínica, la cual es fácilmente evitable si observamos el cielo nocturno desde una posición de gran altitud. No obstante, ese no es el caso con los satélites Starlink de SpaceX.

SpaceX Starlink daño

Y es que el gran problema llega cuando la propia contaminación lumínica es una barrera física que separa a los grandes telescopios y equipos de lo que hay más allá de nuestra atmósfera, algo que ha de solucionarse con rapidez. Así lo ha indicado el aclamado periodista Jason Fagone en sus redes, indicando que la situación actual con los satélites de SpaceX empieza a ser grave.

SpaceX Starlink daño

La gran constelación de satélites de Elon Musk pretende llegar a las 12.000 unidades desplegadas, para luego pasar a más de 42.000. A día de hoy, sólo hay 122 satélites en órbita, y ya es un problema. Tal y como se puede apreciar en las imágenes que acompañan esta noticia, los satélites de comunicaciones de SpaceX empiezan a interferir en las observaciones de muchos equipos de astrónomos de todo el mundo, y es por ello que la compañía debería tomar cuanto antes algunas medidas para impedir que el problema siga creciendo.

vía: Forbes

Kioxia

Artículos relacionados