McDonald’s está adquiriendo a compañías tecnológicas para mejorar sus ventas

McDonald’s, la archiconocida cadena de comida rápida, está recurriendo a la inteligencia artificial y el aprendizaje automático con la esperanza de predecir lo que los clientes quieren antes de pedir.

En los últimos siete meses, McDonald’s ha gastado cientos de millones de dólares en adquirir compañías tecnológicas que se especializan en inteligencia artificial y aprendizaje automático. Incluso ha establecido un nuevo centro tecnológico en el corazón de Silicon Valley, el McD Tech Labs, donde un equipo de ingenieros y científicos de datos está trabajando en un software de reconocimiento de voz..

McDonald's inteligencia artificial

Ahora, esta franquicia dispondrá de nuevos tableros digitales programados para comercializar la comida de manera más estratégica, teniendo en cuenta factores como la hora del día, el clima, la popularidad de ciertos elementos del menú y la duración de la espera. En una tarde calurosa, por ejemplo, la máquina podría promocionar refrescos en lugar de café. Al final de cada transacción, las pantallas ahora muestran una lista de recomendaciones, incitando a los clientes a pedir más.

En algunos McAuto, McDonald’s ha probado una tecnología que puede reconocer matriculas, lo que posibilita adaptar una lista de sugerencias basado en pedidos anteriores del cliente, siempre y cuando la persona acepte firmar un documento para ello, claro.

McDonalds automatizacion 740x555 1

McDonald’s se suma así a algo que ya es muy normal en las tiendas online, con sus algoritmos de recomendación y personalización, están moldeando cada vez más el mundo del comercio. Restaurantes, tiendas de ropa, supermercados y otras empresas utilizan nuevas tecnologías para recopilar datos de los consumidores y luego adaptar esa información para fomentar un mayor gasto.

En algunas tiendas, los dispositivos Bluetooth ahora rastrean los movimientos de los compradores, permitiendo a las compañías enviar mensajes de texto y correos electrónicos recomendando productos que los consumidores estuvieron mirando pero que no compraron. Varios comercios están experimentando con herramientas de reconocimiento facial y otras tecnologías, a veces conocidas como "cookies offline", que permiten a las empresas recopilar información sobre los usuarios, incluso cuando están lejos de sus dispositivos.

Liad Agmon, un ex funcionario de inteligencia israelí que cofundó Dynamic Yield, empresa comprada por McDonald's por 300 millones de dólares en marzo, dijo: "Veremos más compañías tecnológicas no tradicionales comprando compañías tecnológicas como un acelerador de sus esfuerzos digitales. Fue genial por parte de McDonald's".

via: NYT

Artículos relacionados