Las CPUs Intel Tiger Lake-U (10nm) podrán acompañarse de memoria LPDDR5

Por la Comisión Económica de Eurasia (EEC) se ha dejado ver un desconocido procesador Intel Tiger Lake-U de 4 núcleos, un procesador de bajo consumo para equipos portátiles y convertibles que, según los datos aportados por la EEC, será compatible con la memoria de próxima generación, la LPDDR5.

Mientras que la actual memoria LPDDR4X es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 4266 MHz, la memoria LPDDR5 será capaz de alcanzar los 6400 MHz. Esto implica una notoria mejora de rendimiento por vatio consumido, y es que esta memoria consumirá un 30% menos de energía pese a ser más rápida, lo que se traduce en aumentar la autonomía de los dispositivos móviles.

Intel Tiger Lake 740x415 0

El uso de esta memoria no nos extraña, y es que SK Hynix y Samsung ya están fabricando en masa la memoria LPDDR5, y esto se debe a que la próxima generación de smartphones tope de gama, como puede ser el Samsung Galaxy S11, incluirá ya un SoC con una controladora de memoria preparara para los chips LPDDR5 y aprovecharse de las mismas ventajas: más rendimiento con un menor consumo.

Hay que tener en cuenta también que las CPUs Intel Tiger Lake llegarán para suceder a los Ice Lake manteniendo el proceso de fabricación de 10nm, pero las principales mejoras estarán en aumentar en un 50% la memoria caché L3, dar soporte a la interfaz PCI-Express 4.0, e incluir unos nuevos gráficos con la arquitectura Intel Gen12 con hasta 96 Execution Units. Si los plazos se cumplen, estas CPUs deberían comenzar a llegar a mediados o finales del próximo año.

vía: Tom's Hardware

Artículos relacionados