La última actualización de Windows 10 causa un uso anómalo de la CPU con cargas de hasta un 40%

Microsoft sigue lanzando actualizaciones defectuosas de Windows 10, y la última tuvo lugar este mismo sábado con el lanzamiento de la build de Windows 10 18362.329, que llegó en forma de una actualización acumulativa KB4512941, la cual está generando numerosos problemas asociados con un alto uso de la CPU.

Parche Windows 10 740x493 0

Como una actualización opcional, los usuarios que han instalado el parche KB4512941 se han encontrado con que el proceso SearchUI.exe ha comenzado a hacer un uso abusivo del uso de la CPU que se mueve entre el 30 y 40 por ciento, a lo que se le suma a ocupar de 150 a 200 MB de memoria RAM del sistema. Este elevado uso de la CPU repercute de forma negativa en muchos aspectos del sistema, ya que aumenta la temperatura del equipo, conlleva una pérdida de rendimiento, y en los equipos portátiles conlleva también una disminución drástica de la autonomía del dispositivo.

Lo que aún no está claro es por qué Microsoft ha lanzado tal publicación cuando los propios usuarios adheridos al programa Windows Insider reportaron dicho problema ligado al asistente virtual Cortana. Por suerte, la solución es bastante simple en caso de que forzaras la actualización del sistema este fin de semana, y es desinstalarla.

Lo que hay que dejar claro que todos los meses estamos viendo numerosas noticias en torno a actualizaciones problemáticas de Windows 10, por lo que se aconseja no actualizar el sistema a la mínima actualización disponible.

Artículos relacionados