La NASA y la ESA se unirán para estudiar cómo desviar la trayectoria de un asteroide

De vez en cuando ocurren algunos sucesos que logran unificar a diferentes países en busca de un bien mayor, y parece que esto ha vuelto a suceder. Y es que las agencias espaciales de la NASA y la ESA han anunciado que se unirán para estudiar las formas en que podría desviarse un asteroide. El objetivo será el de trabajar en el proyecto AIDA (Asteroid Impact Deflection Assessment, por sus siglas en inglés), un programa en el que se busca demostrar qué técnica podría usarse para desviar la trayectoria de un asteroide que tuviese rumbo de colisión con nuestro planeta Tierra.

NASA ESA asteroide

Actualmente, el objetivo está fijado en desviar la trayectoria de un asteroide doble conocido como Didymos que orbita entre Marte y la Tierra. Este asteroide está clasificado como un objeto cercano a la Tierra potencialmente peligroso. Para desviarlo, la NASA y la ESA utilizarán una nave diseñada por la agencia estadounidense conocida como DART (Double Asteroid Redirection Test, por sus siglas en inglés), la cual será lanzada en el verano de 2021 y está previsto que colisione en 2022.

Más tarde, en octubre de 2024, la ESA lanzará una sonda bautizada como Hera, la cual estudiará el asteroide, así como el cráter de impacto y otros datos sobre el mismo Didymos. Según las agencias espaciales, este sistema de desvío no funcionaría con otra clase de asteroides que orbitasen a una velocidad más alta de la que lo hace el Didymos.

vía: Engadget

Kioxia

Artículos relacionados