Huawei no podrá lanzar sus Mate 30 con las aplicaciones oficiales de Google preinstaladas

Google le ha dado un duro golpe a Huawei, y es que a escasos días de la presentación oficial de su nueva familia de smartphones tope de gama, conformada por el Mate 30 Pro y el Mate 30, la compañía le ha prohibido que integre sus aplicaciones de forma preinstalada (Play Store, Maps, etc), alegando que la Casa Blanca prohíbe a las empresas estadounidenses hacer negocios con la compañía china de telecomunicaciones.

Eso significa que los Mate 30, y presumiblemente, otros dispositivos próximos como el smartphone plegable Mate X, podrían verse severamente limitados durante el lanzamiento. Seguirán ejecutando Android, que es su sistema operativo de código abierto que está disponible gratuitamente. Pero Google ha confirmado a The Verge que el Mate 30 y el Mate 30 Pro (se rumorea que se anunciarán el 6 de septiembre) no podrán enviarse con las aplicaciones y servicios de Google ya instaladas, lo que podría ponerlos en una grave desventaja dada la importancia de estas aplicaciones.

Huawei y Aptoide 0

A Huawei se le otorgó una extensión de tres meses del Departamento de Comercio de los Estados Unidos en mayo para permitirle tomar las medidas "necesarias para proporcionar servicio y soporte, incluyendo actualizaciones de software o parches, a los teléfonos Huawei existentes que estaban disponibles al público en o antes 16 de mayo de 2019”. La semana pasada se le otorgó una segunda extensión de 90 días a la compañía y finalizará el 19 de noviembre, pero eso solo se aplica a los teléfonos y lanzados, y no a los nuevos lanzamientos. Los Mate 30 no se ajustan a esta norma y, por lo tanto, no se incluirá en esa exención.

Huawei ha estado trabajando en su propia alternativa de la Play Store desde el año 2018 como una contingencia para este tipo exacto de situación, pero la prohibición de los Estados Unidos significa que todavía tendrá muy difícil ganar la batalla, ya que esto implica tampoco tener acceso a aplicaciones tan populares como Twitter, Facebook o WhatsApp, al menos de manera "legal", claro, ya que con un .APK, incluso el usuario final se podrá instalar la Play Store, aunque claro, esto sólo lo saben los usuarios más avanzados.

Artículos relacionados