El Intel Core i9-9900K reduce su rendimiento en hasta un 5% tras la mitigación de SWAPGS

Esta mañana anunciábamos una nueva vulnerabilidad conocida como SWAPGS, la cual se aprovechaba de un agujero de seguridad de la variante de Spectre V1.

Si bien esta vulnerabilidad ya ha sido parcheada, ha sido a costa de perder más rendimiento en la CPU, ya que son mitigaciones por software que requieren de una pequeña parte de los recursos del sistema para su funcionamiento y, según Phoronix, tras instalar esta actualización los sistemas basados en procesadores Intel perderán hasta un 5 por ciento de rendimiento. Puede parecer poco, pero ya las CPUs de Intel habrían perdido hasta un 16 por ciento de su rendimiento antes de que se aplicara esta actualización.

Intel Spectre Next Generation Spectre NG 0

Según en las pruebas de Phoronix, donde se empleó un Intel Core i9-9900K bajo la última versión del kernel de Linux, este procesador perdió un rendimiento entre en un 1 y 5 por ciento dependiendo del benchmark sintético realizado.

Tal y como indican, en el benchmark Coremark existe una pérdida de rendimiento en torno al 2%. En Java cerca de un 1%, en Sockpeft v3.4 la pérdida es del 5%, en Stress-NG indican que solo un 1%, pero que ya las mitigaciones de Meltdown, Spectre, Zombieload y Foreshadow mermaron notablemente su rendimiento en el pasado.

Si bien las pérdidas de rendimiento no son notorias, hay que recordar que este porcentaje de rendimiento ya se suma a un 16 por ciento, por lo que a la hora de la verdad estamos hablando de la pérdida de casi 1/5 del rendimiento pagado tras 1 año y medio de vulnerabilidad en vulnerabilidad.

Artículos relacionados