El Blackview BV6100 se deja ver en vídeo comparándose con el Honor Note 10

Blackview vuelve a la carga, y esta vez lo hace comparando su Blackview BV6100 con el Huawei Honor Note 10, donde busca compararse a nivel de tamaño de pantalla, calidad de la misma, potencia y autonomía, y si algo queda bien claro, es que el noth con la cámara en una esquina es un punto negativo frente al terminal de Huawei, y si bien también es menos potente, al menos demuestra que su rendimiento es muy similar, con la salvedad de que es resistente al agua, golpes, caídas, ofrece mayor autonomía, y que todo eso lo hace a la mitad de precio.

Hay que recordar que el BV6100 se trata del primer smartphone rugerizado del mundo que ha alcanzado las 6.88 pulgadas, diferenciándose así del resto de terminales de este tipo que suelen rondar entre las 5 y 6 pulgadas. Pese a su enorme tamaño, mantiene sus facultades, es decir, que será resistente a golpes, caídas, temperaturas extremas, humedad, alta presión, y es sumergible sin que sufra ningún daño dentro de una vida cotidiana, y todo esto se traduce en los certificados IP68, IP69K y el certificado militar MIL-STD-810G.

Blackview BV6100 vs Honor Note 10

En lo que respecta a sus especificaciones, nos encontramos ante un panel IPS con una no tan interesante resolución HD+ de 1352 x 640 píxeles con un notch poco estético que se fija en la esquina superior derecha que se aprovecha para añadir una cámara selfie de 5 MP. En su interior contamos con un curioso procesador MediaTek Helio A22 (4x Cortex-A53 @ 2.00 GHz + GPU IMG PowerVR GE) unido a 3 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento interno ampliable mediante una tarjeta microSD, mientras que en la parte trasera tenemos una configuración de doble cámara Sony de 8 + 0.3 megapíxeles.

Obviamente, en prestaciones es inferior al Honor 10 (Kirin 970, 6GB RAM y 128GB almacenamiento), por eso entendemos que la compañía quiere indicar que para el uso diario, el rendimiento es bastante similar, que, sumado a los añadidos de ser rugerizado, y que cuesta la mitad, buscará a atraer a los usuarios que quieran un terminal de grandes dimensiones a la par de ser resistente. El terminal está disponible para su precompra a un precio de 156 euros en color negro y gris, aunque cada día que pasa se encarecerá 5 dólares hasta alcanzar su precio de venta final de 170 euros el 8 de agosto.

Artículos relacionados