Intel Core i7-1065G7 (10nm) vs Core i7-8565U: Poca mejora en la CPU, el ‘gran salto’ está en la iGPU

Hoy se anunció el lanzamiento de los procesadores Intel Core 'Ice Lake' de 10ª Generación, los cuales estrenan un nuevo proceso de fabricación a 10nm.

Tras ello, ya han llegado las primeras reviews, y dejan un sabor agridulce, ya que en término de rendimiento por núcleo, no es que presenten una gran mejora respecto a la 8ª Generación de CPUs 'Whiskey Lake' para portátiles @ 14nm, donde el único salto importante de rendimiento está en la iGPU, aunque claro, para aplicaciones, ya que para juegos una simple Nvidia GeForce MX150 lanzada a mediados del 2017 le supera notablemente en rendimiento.

Intel Ice Lake 740x391 0

En las pruebas se usó el Intel Core i7-1065G7, el cual integra 4 núcleos y 8 hilos de procesamiento que trabajan a una frecuencia Base/Turbo de 1.30/3.90 GHz, siendo capaz de mover todos sus núcleos a 3.50 GHz. A las frecuencias más bajas arroja un TDP de 15W, que aumentan a los 25W a máximo rendimiento. Este procesador fue comparado con el Intel Core i7-8565U, con 4 núcleos y 8 hilos @ 1.80/4.60 GHz con el mismo TDP, es decir, que arrojan el mismo consumo, pero la 8ª Gen alcanza mayores frecuencias.

Core i7-1065G7 vs Core i7-8565U benchmark Cinebench

Las pruebas comienzan con el Cinebench R15 en la prueba multinúcleo, donde el Core i7-1065G7 @ 15W arroja 590 puntos frente a los 758 puntos @ 25W. El Core i7-8565U de un HP Spectre x360 alcanzó los 607 puntos, pero esto reveló throttling, por que el mismo procesador en un Dell XPS 13 alcanzó los 712 puntos. En el Cinebench R20 la historia se repite: 1252 y 1633 puntos para el Core i7-1065G7 frente a los 1152 y 1720 puntos de los Core i7-8565U.

Para evaluar realmente la mejora de rendimiento, nada mejor que el Cinebench R15 con la prueba mononúcleo, donde curiosamente el Core i7-1065G7 puntuó 184 puntos @ 15W y 181 puntos @ 25W, frente a los Core i7-8565U que puntuaron con 170 y 183 puntos. Con el Cinebench R20 sucede lo mismo: 464 y 456 puntos para los Ice Lake frente a los 402 y 459 puntos para los Whiskey Lake. Esto revela que, pese a que cada núcleo vaya 0,70 GHz más lento, el rendimiento es muy similar, y todo ello generando menor temperatura.

Core i7-1065G7 vs Core i7-8565U gaming

Cuando nos metemos en aplicaciones que aprovechan los nuevos añadidos, como las instrucciones AVX512 (o VNNI e ISA) o la aceleración por GPU, los Intel Ice Lake presentan una notable mejora de rendimiento, y es que aquí la mayor diferencia presentada está en los gráficos.

A partir del minuto 21 se aprecia una mejora de 37 a 64 FPS en el Counter Strike: GO ente la CPU Whiskey Lake y el Ice Lake, e incluso es capaz de mover el Crysis original, con gráficos Muy Altos a 47 FPS, frente a los 27 FPS de la 8ª Gen de CPUs. Eso sí, una simple GeForce MX150 arroja 65 FPS, es decir, aporta un 40% más de rendimiento, pero claro, aquí estamos ante una GPU dedicada frente a una CPU de 4 núcleos + gráficos integrados con un TDP de 25W para equipos portátiles de larga autonomía, por lo que no está nada mal.

Tocará ver si serán capaces de hacer frente a sus verdaderos rivales, que no son las APUs AMD Ryzen, sino Qualcomm y sus SoCs basados en la arquitectura ARM.

Artículos relacionados