Los AMD Ryzen 3000 presentan problemas de arranque con las ‘distros’ de Linux más modernas

Al parecer, Bungie y Destiny 2 no son los únicos en tener problemas a la hora de ser ejecutados con un AMD Ryzen 3000, ya que las distribuciones (distros) de Linux más modernas están presentando problemas de arranque a la hora de emplear una de estas nuevas CPUs. Si bien este problema está presente desde el lanzamiento de los procesadores, a día de hoy el problema no ha sido resuelto y afecta a todos los sistemas operativos que compartan una distribución de Linux de 2019 (con kernels Linux 5.0/5.1/5.2), y ahora se ha dado a conocer que este problema estaría relacionado con la instrucción RdRand.

Logo AMD Ryzen 740x416 0

Este problema ya es conocido, ya que los anteriores procesadores Ryzen tampoco eran amigables al emplear la instrucción de hardware RNG, lo que causaba problemas en la plataforma, y parece que ahora con los Zen2 este soporte es aún peor, aunque AMD aún no ha reconocido oficialmente el problema.

En este último caso, en mayo, AMD lanzaba una actualización para el systemd (engloba daemons, bibliotecas y herramientas), que ayudó a resolver los problemas del RdRand en las CPUs AMD Ryzen, y desde entonces no ha habido una ampliación del soporte a systemd, lo que explicaría por qué estas nuevas CPUs no son amigables e incapaces de arrancar una distro basada en Linux 5.0 como Arch Linux o Clear Linux.

Si bien existe una solución alternativa a systemd, la solución definitiva debería con la llegada de un nuevo firmware o microcódigo que permita que cualquier distribución moderna de Linux arranque de forma correcta, al menos eso fue lo que hizo AMD hace un par de meses.

vía: Phoronix

Artículos relacionados