Bungie está investigando por qué Destiny 2 no funciona con las CPUs AMD Ryzen 3000

Bungie se encuentra investigando por qué los usuarios que ya cuentan con un procesador AMD Ryzen 3000 en sus manos han visto como Destiny 2 ha dejado de funcionar. Tanto los usuarios que han portado de una CPU Ryzen de 2ª a 3ª Generación, como los usuarios con procesadores Intel, han visto cómo a la hora de instalar el juego en el nuevo sistema el juego no es capaz de arrancar, ya sea manteniendo el disco duro intacto y cambiando drivers como formateándolo y realizando una instalación limpia de Windows.

El problema tampoco está ligado al nuevo chipset AMD X570, ya que el juego tampoco se inicia independientemente de si la CPU se instala en una placa base X470 o X570.

AMD Ryzen 3000 740x416 0

Algunos de los informes también señalan que Destiny 2 aparece en el Administrador de Tareas al intentar iniciar el juego, pero con un uso muy bajo de la CPU. Si bien se ve el proceso, el juego realmente no termina por cargarse, requiriendo de forzar el cierre del proceso.

Por ahora el juego de Bungie parece ser el único afectado, un caso bastante curioso donde por ahora no existe una respuesta al problema, así que tocará esperar que Bungie colabore con AMD para buscar el problema ligado a los Ryzen 3000 y resolverlo mediante una actualización del juego, ya que la compañía se pronunció indicando que estaban investigando el problema para ofrecer una solución a los jugadores.

Artículos relacionados