La última actualización de Windows 10 puede dejar la pantalla en negro al iniciar el sistema

Justo en la última actualización del sistema operativo Windows 10 avisaba de que, en mi caso, al iniciar el sistema tras cada actualización del sistema la pantalla se quedaba en negro. El equipo arranca, la pantalla se pone en negro y no se escucha nada, y tras forzar su apagado en hasta diez ocasiones, al retirar el ratón USB el equipo arrancó con normalidad, pero parece que este problema es bastante común y ha afectado a una gran cantidad de usuarios, donde incluso retirando todos los dispositivos USB el sistema no llegaba a arrancar.

Parche Windows 10 740x493 0

Ahora Microsoft ha reconocido que la última actualización de Windows 10 (y de Windows Server 2019) causa este problema a una gran cantidad de usuarios desde el pasado 14 de junio, aunque por suerte, la compañía indica que este problema se resuelve apretando Control + Alt + Suprimir cuando la pantalla está en negro.

Una vez se haga la combinación de teclas aparecerá el Botón de Encendido. Damos clic, seleccionamos Reiniciar y el problema debería haber estado resuelto. Si no has tenido problemas, nos alegramos, y si pensabas actualizar el sistema, mejor que esperes unos días, ya que Microsoft ha anunciado que lanzará una nueva actualización para evitar que los usuarios que actualicen el Sistema Operativo se encuentren ante el mismo problema.

Artículos relacionados